EEUU y Serbia por el oro en Mundial de baloncesto

Después de un verano difícil, la Copa del Mundo de básquetbol ha sido un paseo para Estados Unidos.

Ninguno de sus partidos ha estado apretado en los últimos minutos, y solamente uno fue al menos competitivo entrando al período final. Este equipo diezmado que se suponía fuese vulnerable ha sido invencible.

Los estadounidenses piensan que un partido difícil se avecina el domingo -- y lo mismo piensa Serbia, su oponente por el oro.

"Ellos tienen una confianza suprema y esa expectación, pienso, que sienten que van a ganar", dijo el base estadounidense Stephen Curry. "Y nosotros tenemos la misma mentalidad".

Serbia es el único equipo que queda que puede impedir que los estadounidenses repitan como campeones mundiales.

"Ellos son un equipo excelente, pero no hay dudas que no llegamos a ese partido a perder", dijo el base serbio Milos Teodosic.

Los estadounidenses eran favoritos para estar en la final, aunque el camino allí debía haber sido más duro, luego que los astros Kevin Durant, Kevin Love y Blake Griffin se retirasen, y Paul George se fracturase la pierna derecha. Pero el oponente en la disputa titular es una sorpresa.

Los serbios apenas se clasificaron al torneo como séptimo lugar en el campeonato de Europa el año pasado. En la etapa de grupos, apenas terminaron con dos triunfos y tres derrotas, avanzando como cuarto y último equipo en el poderoso grupo A, pero desde entonces han estado impecables.

Una paliza de 90-72 a la invicta Grecia en la ronda de octavos fue seguida por una victoria de 84-56 sobre Brasil en cuartos de final. Entonces, los serbios abrieron una enorme ventaja inicial y terminaron con un triunfo el viernes de 90-85 sobre Francia, que les había derrotado en la etapa de grupos y eliminó en cuartos a España, uno de los favoritos.

"Ellos están jugando un gran baloncesto en estos momentos, y es actualmente hermoso verlo. Espero no ver esa belleza mañana", dijo el entrenador de Estados Unidos, Mike Krzyzewski. "Pero han estado jugando un baloncesto dominante".

Los estadounidenses han sido más dominantes, promediando 101.5 puntos por juego, con un margen de victoria de 32,5 puntos. En sus últimos dos encuentros, tenían ventajas de un dígito al llegar al descanso, pero terminaron ganando por un margen combinado de 71 puntos.

"No puedo decir que vamos a ganar ante Estados Unidos, pero estoy seguro de que vamos a dar lo mejor y vamos a pelear, pero sin dudas va a ser difícil", dijo el ex pivot de la NBA, Nenad Krstic.

Los estadounidenses nunca han repetido como campeones mundiales. El último país en ganar cetros consecutivos fue Yugoslavia en 1998 y 2002.

Krstic recuerda haber vitoreado a sus compatriotas en ese último juego, realizado en Estados Unidos, en una estación de gasolina, con su equipo de clubes, que estaba en un autobús en aquellos momentos. Fue el último de cinco títulos mundiales ganados por Yugoslavia, cifra récord, cuando Serbia era parte de ese país.

Serbia tiene ya garantizado ganar su primera medalla al máximo nivel. Los serbios finalizaron cuartos en el 2010.

"Eso significa mucho, porque somos un país de baloncesto", dijo Krstic. "Mucha gente, todo el país sigue este juego".