Renuncia dirección de banco portugués

La dirección del banco Novo Banco de Portugal anunció el sábado que renunciará, apenas dos meses después de haber sido nombrada para administrar los activos positivos del desaparecido Banco Espirito Santo tras su colapso y división en dos partes bajo la intervención del gobierno portugués.

El presidente de la junta directiva, Vitor Bento, dijo en un comunicado que él y otros dos ejecutivos dejarán los cargos porque "nuestro mandato ha cambiado significativamente desde que comenzamos nuestras funciones". El texto no dio más detalles, pero dijo que no hubo conflicto alguno.

Novo Banco está en preparativos para ser vendido. Bento dijo en el comunicado que sus operaciones se han estabilizado.

Los problemas de Espirito Santo sacudieron los mercados en julio y detonaron el escándalo bancario más grande de Portugal.

El gobierno aportó hasta 4.900 millones de euros (6.400 millones de dólares) para evitar el colapso del banco, lo que planteó interrogantes sobre si los reguladores fueron aparentemente engañados.