Derrotan a combatientes islámicos en Nigeria

Soldados de Nigeria mataron a numerosos extremistas islámicos en una victoria inusual durante el avance de los insurgentes hacia un poblado cercano a la ciudad de Maiduguri, en el noreste, dijeron un militar y testigos.

El oficial señaló que un temido comandante de Boko Haram conocido sólo como Amir figura entre los aproximadamente 200 rebeldes islámicos que murieron el viernes en un combate en el poblado de Konduga, a 35 kilómetros (22 millas) de Maiduguri, capital del estado de Borno, lugar donde surgió el grupo extremista.

También perdió la vida un periodista de video de Boko Haram y un atacante suicida cargado de explosivos, agregó.

No hubo bajas entre los soldados, dijeron el militar y el representante de un grupo de autodefensa civil que combate al lado del ejército. Ambas fuentes solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados para hacer declaraciones a la prensa.

En las últimas semanas, Boko Haram ha capturado varios poblados en una franja de 320 kilómetros (200 millas) a lo largo de la frontera nororiental de Nigeria con Camerún en su nueva campaña para crear un califato islámico, a imitación del grupo Estado Islámico en Siria e Irak.

Los extremistas también han atacado un poblado y aldeas a lo largo de la frontera en el lado de Camerún, pero la radio estatal de ese país dijo que los efectivos locales los repelieron y obligaron a que regresaran a Nigeria.

Estados Unidos anunció la semana pasada que emprendería un importante programa de seguridad fronteriza para Nigeria y sus vecinos, aunque se abstuvo de facilitar detalles.

Miles de civiles han abandonado sus casas en la más reciente ofensiva y se suman a los más de 1,5 millones de nigerianos desplazados que se han refugiado en otras partes del país así como en Níger, Camerún y Chad, según cifras de Naciones Unidas.