EEUU y la UE imponen nuevas sanciones a Rusia

Insatisfechos con un frágil cese al fuego en Ucrania, Estados Unidos y la Unión Europea impusieron el viernes nuevas sanciones contra los principales bancos y compañías de defensa rusas, así como otras medidas dirigidas a reducir la capacidad rusa de desarrollar proyectos petroleros y de gas natural.

Pero las restricciones al sector energético ruso se redactaron cuidadosamente para evitar un impacto a la producción actual de crudo y gas del país, una medida que haría aumentar los precios mundiales de la energía en un momento de débil crecimiento económico.

Rusia es el mayor exportador de crudo fuera de la OPEP y el mayor suministrador de gas natural a Europa.

Las sanciones occidentales se imponen una semana después que Ucrania y los separatistas respaldados por Moscú firmaron un cese al fuego que puso fin a un conflicto de varios meses.

El acuerdo ha sido infringido de manera rutinaria y funcionarios estadounidenses dicen que todavía no han visto señales de que Rusia esté implementando el acuerdo de buena fe.

Si Rusia y los separatistas cumplen el acuerdo, funcionarios norteamericanos y europeos dicen que darán marcha atrás a las más recientes sanciones.

Pero los funcionarios dijeron que como Rusia ha enviado soldados y armas a Ucrania en semanas recientes, era necesario imponer las sanciones ahora en vez de esperar a ver en qué quedaba el cese al fuego. Rusia niega cualquier participación en el conflicto.