Reo que creo imperio en prisión declara ante juez

El capitán Byron Lima, condenado por la muerte del obispo Juan José Gerardi y ahora acusado de crear un imperio dentro de prisión, detalló sus conexiones empresariales, políticas y económicas dentro y fuera del sistema carcelario.

Lima empezó el viernes su declaración ante un juez después que el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, una entidad de Naciones Unidas que examina las organizaciones clandestinas que operan dentro del gobierno, investigaron desde 2013 a Lima Oliva y descubrieron un esquema de corrupción en las prisiones de Guatemala que ha llevado a la detención de Edgar Camargo, director del sistema penitenciario, Alejandra Reyes Ochoa, pareja de Lima, y otras 11 personas que formaban parte de su estructura. Todos han sido acusados de lavado de dinero, asociación ilícita y tráfico de influencias.

La audiencia del viernes duró 7 horas y continuará la semana próxima.

Según la fiscalía, Lima formó un imperio dentro de la prisión Pavoncito, al este de ciudad de Guatemala, a base de cobro de "beneficios" a otros reos. Varias escuchas telefónicas presentadas ante el juez la víspera revelaron cómo el reo detallaba los cobros que se debían hacer por el traslado de prisioneros de diferentes instalaciones.

En la audiencia del viernes, Lima detalló que sus nexos van desde el presidente Otto Pérez Molina, a quien dijo conocer y ser su amigo, así como con el hijo de éste, Otto Pérez Leal, alcalde del municipio más grande de Ciudad de Guatemala y con quien dijo convivió en la infancia. También detalló relaciones con empresarios, políticos, periodistas y medios de comunicación.

Se cree que la influencia de Lima Oliva rondó los altos círculos de poder y que desde prisión se habrían hecho pagos a la campaña del partido con el que llegó al poder Pérez Molina. Los aportes incluyeron efectivo y la confección de camisetas, dijo Lima.

"Otto Pérez me dio un apartamento en Nimajuyú", una colonia periférica de la capital guatemalteca, en pago a su trabajo como militar, explicó Lima.

El reo dijo que los bienes que según la fiscalía son mal habidos son fruto de su trabajo cuando era militar y por su participación en el rescate de familiares de empresarios que fueron secuestrados por la guerrilla en los años 90.

"Enrique Novella (un empresario cementero) me regaló una casa y más de un millón de dólares por rescatar a su familiar Olga Novella, quién fue secuestrada por la guerrilla", explicó el reo al explicar el origen de sus bienes.

Lima también habló sobre la amistad que dice tener con diputados al Congreso de la República y los negocios que realizó con instituciones, empresarios y algunos medios de comunicación como gerente de la cooperativa Torre Fuerte, donde trabajaban reos.

Lima dijo que los reos de la prisión fabricaban uniformes, botas, bolsas, monogramas para la Policía Nacional Civil, el Ejército, el sistema penitenciario, el Ministerio Público y otros.

En la víspera, dos reos más de los 13 que están acusados junto a Lima protagonizaron una trifulca que acabó con uno de ellos sin dientes, cuando se reprodujeron escuchas telefónicas incriminatorias de unos con otros.

El militar retirado de 44 años fue condenado a 20 años de prisión por la muerte del obispo Gerardi y estaba a días de poder solicitar su excarcelación tras cumplir la mitad de su condena, pero con el nuevo proceso su libertad está en duda.

Gerardi fue asesinado dos días después de presentar un informe sobre los excesos cometidos durante el conflicto armado interno en Guatemala entre 1960 y 1996. Según ese reporte, 90% de los excesos fueron cometidos por el ejército.