Corte Interamericana: Guatemala incumple fallos

La Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió una resolución en la que asegura que el estado guatemalteco no ha cumplido con sentencias emitidas por el organismo.

Las sentencias emitidas por la Corte, con sede en Costa Rica, fueron entre 1999 y 2010 y están relacionadas a delitos y crímenes cometidos en el marco de la guerra interna entre el ejército de Guatemala y la guerrilla izquierdista entre 1960 y 1996, cuando las partes firmaron unos acuerdos de paz.

La Corte emitió la resolución, con fecha 21 de agosto y divulgada esta semana en la página de internet, sobre una audiencia de supervisión de cumplimiento de sentencias en la cual las víctimas expusieron el retraso en reparaciones, la obligación de investigar y juzgar y sancionar a los responsables de las violaciones a los derechos humanos en varios casos.

Según la Corte, Guatemala ha desacatado los fallos en los casos de la Masacre de las Dos Erres, asesinato de la antropóloga Myrna Mack, el asesinato de Niños de la calle, la desaparición del guerrillero Efraín Bámaca Velásquez y el asesinato del candidato presidencial Jorge Carpio Nicolle, entre otros.

"Guatemala no informó sobre los avances en el cumplimiento de dicha obligación sino que asumió un cambio radical de posición dirigida a cuestionar lo decidido por el Tribunal en la etapa de fondo", dijo la Corte en la resolución.

El gobierno del general Otto Pérez Molina, quien ha sido señalado por víctimas de haber participado en crímenes de guerra pero que no tiene ninguna acusación legal en su contra, rechaza los juicios internacionales y han sido mínimas las acciones en resarcimiento de víctimas. También las acciones han ido encaminadas, desde el poder ejecutivo y legislativo, a negar que durante la guerra hubo genocidio.

"Fue recientemente en mayo de 2014 que el Estado asumió una posición contraria al principio de acatar sus obligaciones convencionales de buena fe cuando cuestionó lo decidido por el Tribunal", explicó la Corte.

En su fallo el Tribunal recordó que el estado guatemalteco había reconocido en el pasado su responsabilidad en varios de los casos descritos, por lo que consideró como "grave" el cambio de posición.

"Guatemala no puede oponer decisiones adoptadas a nivel interno como justificación de su incumplimiento de sentencia emitida por este tribunal internacional de derechos humanos, ni siquiera cuando tales decisiones provengan del tribunal de más alta jerarquía en el ordenamiento jurídico nacional", indicó la resolución.

La activista Helen Mack, hermana de Myrna Mack y que preside una fundación con el nombre de la víctima, dijo en un comunicado de prensa que "la estrategia de este gobierno ante la Corte Interamericana es una vergüenza y un fracaso... El gobierno defiende lo indefendible y desconoce lo evidente."

La organización Cejil, con sede en Costa Rica y representante de los querellantes en la mayoría de los casos incumplidos, dijo en un boletín de prensa que "en numerosas sentencias la Corte Interamericana ha señalado que en casos graves de violaciones de derechos humanos es inadmisible la aplicación de figuras como la amnistía, el indulto, la prescripción y el establecimiento de todas medidas excluyentes de responsabilidad".