Ronaldinho: No voy a cambiar mi forma de ser

Ronaldinho dijo el viernes que no piensa cambiar su estilo de vida fuera de las canchas, pero que eso no le impedirá luchar por agregarle un título más a su ilustre carrera que ahora hace una escala con el Querétaro de la liga mexicana.

Ronaldinho, quien fue presentado oficialmente por el club que lo fichó la semana pasada, ha sido monarca de la Copa del Mundo con Brasil; de la Liga de Campeones y la liga de España con el Barcelona; y de la Copa Libertadores con Atlético Mineiro. Sin embargo, también tiene fama de ser un campeón de la noche, amante de la buena vida y la fiesta.

Con 34 años de edad y en la recta final de su carrera, Ronaldinho no cree que sea momento para cambiar su forma de ser.

"Siempre he vivido de la misma forma y en todos los equipos que pasé he salido campeón", dijo Ronaldinho en una rueda de prensa en la capital de México. "Espero seguir viviendo de la misma forma y seguir saliendo campeón".

Ronaldinho no tenía equipo tras marcharse del Atlético Mineiro, con el que conquistó la Libertadores el año pasado, y la semana pasada firmó un acuerdo por dos años con el Querétaro, un equipo modesto que nunca ha sido campeón, pero que tiene nuevas aspiraciones desde que fue adquirido por Grupo Imagen, en mayo pasado.

"Me falta ganar algo en México, he venido para esto y voy a pelear para ayudar a mi equipo a conquistar algo", agregó Ronaldinho. "Me siento como un joven que está empezando una vez más, con una nueva ilusión, quiero hacer historia con este club y estoy muy motivado".

Ronaldinho, dos veces galardonado con el Balón de Oro, tuvo una excelente etapa en los cinco años que militó con el Barcelona, con los que ganó un título de la Liga de Campeones y dos del campeonato español. También fue campeón del mundo en 2002 con la selección brasileña, y disputó el Mundial de 2006.

Famosos futbolistas como los españoles Emilio Butragueño y Pep Guardiola, el brasileño Bebeto, el chileno Iván Zamorano, el polaco Gregorz Lato y el alemán Bernd Schuster han desfilado por México en la recta final de sus carreras, pero Ronaldinho será el primer ganador de un Balón de Oro en jugar en suelo azteca.

"Conozco bien el fútbol mexicano, mi hermano ha jugado aquí y tengo amigos que han jugado y que juegan aquí. He decidido venir porque mi hermano habló con el presidente y me sentí a gusto y porque creo que puedo hacer algo grande", añadió. "He tenido posibilidades de estar en varios equipos del mundo, me conquistó Querétaro y siempre he tenido ganas de vivir aquí, por eso he venido para continuar mi historia en México".

El delantero, quien arribó a México el viernes por la madrugada, realizaría más tarde sus primeros exámenes médicos con el club.

Querétaro disputa su partido por la octava fecha el viernes por la noche ante Puebla y se descartó que el jugador pueda tener actividad. Sólo será presentado con la afición al medio tiempo.

"Yo estoy llegando ahora, estoy bien físicamente pero hoy no debo jugar. Dentro de unos días más ya puedo ser parte del grupo y si el entrenador lo decide puedo jugar de inmediato", agregó.

El fichaje de Ronaldinho con Querétaro representa todo un vuelco del destino para este club mexicano, que cambió de propietario tras un escándalo.

El anterior dueño, Amado Yáñez, fue detenido bajo cargos de fraude contra el grupo financiero estadounidense Citigroup, y las autoridades tributarias de México tomaron control del club. Durante este período, los jugadores y dirigentes se quejaron por la falta de pagos.

Meses después y en conjunto con la Federación Mexicana, las autoridades tributarias vendieron el equipo al consorcio de medios de comunicación local Grupo Imagen, propiedad de Olegario Vázquez Aldir.

Grupo Imagen opera una treintena de radiodifusoras en el país, es propietaria del diario Excélsior, el segundo de mayor antigüedad en México y cuenta con un canal de televisión abierta. Pertenece al Grupo Empresarial Ángeles, de Olegario Vázquez Raña, padre de Vázquez Aldir.

Ese mayor conglomerado es dueño de una cadena hotelera, otra de hospitales y un grupo financiero. Ahora, la compañía ha invertido en el fútbol y estaría dispuesta a cambiar la historia de los equipos en Querétaro, donde la constante ha sido más bien la lucha por no descender.

"El equipo está pensado para cosas grandes, lo siguen asociando con temas de descenso, pero en la tabla porcentual estamos bien, no tenemos problemas y con el apoyo de Grupo Imágen es un proyecto sólido a largo plazo y por eso la contratación de Ronaldinho", afirmó Arturo Villanueva, presidente de los "Gallos Blancos".

Actualmente, Querétaro es octavo en la tabla de posiciones del torneo Apertura mexicano