Pakistán: 10 detenidos por ataque a Malala

El ejército de Pakistán arrestó a 10 milicianos sospechosos de participar en el intento de asesinato en 2012 de la joven activista Malala Yousafzai, quien defendía la igualdad de género y la educación para las mujeres, se informó el viernes.

El portavoz del ejército, general Asim Salim Bajwa, dijo que los detenidos atacaron a Yousafzai, entonces de 16 años, por orden del mulá Fazlulá, jefe del Talibán paquistaní. Las Fuerzas Armadas libran actualmente una importante ofensiva contra el grupo extremista en Waziristán del Norte, una región tribal que es fronteriza con Afganistán y que durante mucho tiempo ha sido bastión de milicianos.

"Toda la pandilla involucrada en el intento de asesinato fue aprehendida", señaló Bajwa, agregando que los "terroristas" eran parte de Tehrik-e-Taliban, un grupo que aglutina a organizaciones radicales en varias áreas tribales.

Malala, una precoz activista que pedía expandir la educación para las niñas en áreas profundamente conservadoras en Pakistán, recibió un disparo en la cabeza el 12 de octubre cuando regresaba del colegio. Otras dos niñas también resultaron heridas en el ataque.

En un comienzo, Malala fue atendida en Pakistán pero luego fue trasladada a Gran Bretaña, donde ahora vive con su familia. Representantes de la familia no han sido localizados para comentar al respecto.

La joven es de la misma región que alguna vez fue hogar de Fazlulá, quien fue elevado a su actual posición después de que su antecesor Hakimulá Mehsud, fue abatido por un ataque aéreo estadounidense en Waziristán del Norte.

Pakistán lanzó una ofensiva contra los extremistas que tratan de derrocar al gobierno e imponer una versión dura de la ley islámica. El ejército cree que Fazlulá se oculta en Afganistán.