Brasil: médicos cubanos en pruebas y capacitación

Un contingente de unos 400 médicos cubanos inició el lunes tres semanas de pruebas y entrenamiento para trabajar en comunidades remotas o pobres de Brasil como parte de un polémico programa oficial para llevar salud a áreas carentes.

Se trata del primer grupo de los 4.000 galenos contratados de la isla para llevar salud a regiones que actualmente carecen de atención médica, una iniciativa que fue cuestionada por dirigentes médicos brasileños que pusieron en duda la capacitación de los profesionales cubanos y de otros países participantes.

"Vamos a trabajar principalmente en el norte de Brasil, en los estados (amazónicos) de Acre, Amazonas, Pará, Rondonia, Amapá. Vamos a ir a los lugares más distantes donde ahora no tienen médicos", comentó Alexander del Toro, un cubano de 39 años.

Con una extensa carrera en atención y en la academia, Del Toro ostenta una especialización en medicina general integral, una maestría y cuatro diplomados en diferentes áreas de salud, y está convencido de que reúne experiencia suficiente para realizar el trabajo por el cual fue contratado.

"No va a ser diferente a lo que hemos hecho en otros países, yo ya estuve en Haití y Venezuela trabajando en áreas remotas y carentes. Otros compañeros del grupo han estado en Africa. En Brasil va a ser parecido", declaró a la Associated Press.

Del Toro y los restantes médicos de Cuba, España, Portugal, Argentina, Chile y otros países fueron contratados bajo un programa gubernamental denominado "Más Médicos" destinado a llevar asistencia a comunidades pobres o remotas actualmente sin atención en salud.

El ministro de Salud, Alexandre Padilha, explicó que en las tres semanas antes de ser enviados a sus lugares de atención, los galenos serán sometidos a pruebas intensas y deberán adquirir conocimientos básicos de la lengua portuguesa y de las características del lugar al que serán destinados.

Agregó que algunos irán a áreas indígenas, por lo cual recibirán una capacitación adicional sobre la cultura de la comunidad donde serán enviados y el tipo de enfermedades más comunes en esas áreas.

El programa Más Médicos contempla la contratación de 10.000 médicos por un plazo de tres años para llevar salud a áreas carentes, con prioridad para la contratación de profesionales brasileños, aunque el gobierno admitió incorporar a extranjeros en caso de necesidad.

No obstante, la Asociación Médica de Brasil presentó el viernes a la justicia un recurso de inconstitucionalidad contra el programa por considerar que se trata de "una medida inocua y populista" que expone a la población a atención médica de profesionales cuya capacitación no está probada.

Adicionalmente, el Ministerio Público del Trabajo (fiscalía laboral) presentó el viernes una acción legal contra la forma en que fueron contratados los cubanos, mediante un acuerdo entre los gobiernos de Brasil y Cuba.

Bajo el acuerdo, el salario mensual de 10.000 reales (4.250 dólares) para cada médico es pago al gobierno cubano, que entrega al profesional entre 25% y 40% de ese monto. Según la fiscalía laboral brasileña, esa medida violenta las leyes del país que garantizan al trabajador acceso integral a su salario.

La viceministra cubana de Salud para cooperación internacional, Marcia Cobas, replicó que Cuba tiene 40.000 profesionales de salud en 58 países, incluyendo naciones donde participa en forma gratuita, como Haití, Bolivia y algunos centroamericanos.

"Los médicos cubanos están aquí por solidaridad. Cuba no mercantiliza a sus médicos", sostuvo Cobas.

"Cuba no exporta médicos, exporta servicios de salud", explicó sobre el mecanismo de pago a los médicos enviados a Brasil y otros países mediante un programa administrado por la Organización Panamericana de la Salud.