Diario venezolano logra acuerdo para evitar cierre

El diario venezolano El Impulso, el más antiguo del país, llegó el jueves a un acuerdo con una corporación estatal para garantizar el suministro de papel por unas dos semanas y evitar así la suspensión de la circulación del periódico que estaba prevista para el 15 de septiembre.

La gerente de producción y mercadeo de El Impulso, Gisela Carmona, indicó el jueves que la directiva del diario llegó a un acuerdo con Hugo Cabezas, jefe de Corporación Maneiro adscrita al Ministerio de la Secretaría de Presidencia, para asegurarse el envío de un cargamento de bobinas de papel que le permitirá al diario mantener sus operaciones.

Carmona dijo a The Associated Press en entrevista telefónica que estima que las bobinas le asegurarán a El Impulso papel para "dos semanas".

"Es simplemente un paliativo y no una solución", afirmó la gerente al reconocer que la situación del diario sigue siendo compleja debido a que aún no tiene garantizados los suministros de papel y otros insumos para los próximos meses y se mantienen los problemas económicos generados por la inflación, que alcanzó en agosto una tasa anualizada de 63,4%, la devaluación de la moneda y la caída de la publicidad.

El Impulso, que tiene 110 años y su sede se encuentra en la ciudad central de Barquisimeto, había anunciado la víspera que a partir del 15 de septiembre dejaría de circular.

Desde el año pasado se registra en Venezuela una merma en la venta de las divisas oficiales para importar diversos bienes y papel periódico, lo que ha llevado a la mayoría de los diarios del país a una compleja situación.

Carlos Correa, director ejecutivo de la organización no gubernamental Espacio Público -que se dedica a la protección de los derechos de los periodistas y la defensa de la libertad de expresión-, dijo a AP que la crisis del papel está afectando al "70% de los diarios" venezolanos, que han tenido que reducir la paginación y limitar la circulación para mantener las operaciones.

En el país está vigente desde hace 11 años un control de cambio y las empresas están obligadas a solicitar un permiso para comprar divisas oficiales y hacer importaciones.

Como consecuencia de la crisis del papel entre agosto de 2013 y lo que va del año han cerrado unos diez diarios regionales, según registros de Espacio Público.

Las autoridades no han emitido hasta el momento comentarios sobre la crisis que enfrentan los periódicos nacionales.

La situación que enfrentan la mayoría de los diarios venezolanos ha coincidido con la venta de algunos importantes medios como el canal de noticias Globovisión, el grupo editorial de la Cadena Capriles y más recientemente el diario El Universal.