Muere actor que interpretó a Jaws en cinta de Bond

Richard Kiel, el muy alto actor mejor conocido por interpretar al villano Jaws de dientes de metal en un par de películas de James Bond, murió. Tenía 74 años.

Kelley Sánchez, director de comunicaciones del Centro Médico Saint Agnes, confirmó el miércoles que Kiel fue paciente en el hospital y ha fallecido. El representante de Kiel, Steven Stevens, también confirmó el deceso. Ambos se negaron a dar detalles.

El actor de 2,18 metros (siete pies y dos pulgadas) se hizo famoso por su papel como el guardaespaldas que enfrentó a un Bond interpretado por el actor Roger Moore en la película de 1977 "The Spy Who Loved Me" y en "Moonraker", de 1979. Bond bromea sobre el callado enemigo: "Su nombre es Jaws. Mata gente".

Pese a participar en otras cintas y programas de televisión, como "The Man from U.N.C.L.E." y "The Longest Yard", el papel de Jaws resultó emblemático para Kiel, que nunca pudo sacudirse al personaje.

"Hasta la fecha, salgo usando lentes de sol y un sombrero porque la gente me grita '¡Hey, Jaws!' desde el otro lado de la calle", dijo al diario Daily Mail a principios de este año. "La única manera en que puedo explicarlo es que él es como el Road Runner (el Correcaminos), al que el Coyote sigue tratando de hacer explotar, pero no para".

Otros papeles memorables de Kiel incluyen a Mr. Larson, un molesto espectador de un juego de golf de la cinta "Happy Gilmore"; Voltaire, el letal asistente de Dr. Loveless in "The Wild, Wild West"; y el extraterrestre Kanamit en "The Twilight Zone". También repitió el personaje de Jaws para varios videojuegos de James Bond e hizo la voz del matón Vlad en la película de dibujos animados de Disney "Tangled".

Nacido en Detroit, Kiel empezó a salir en programas de televisión y en películas en la década de 1960, debutando en un episodio de la serie Western "Laramie". Publicó una autobiografía en 2002 titulada "Making It Big in the Movies" ("Haciéndola en grande en el cine").