Condados en Nebraska dejan de detener a migrantes

Dos de los condados más poblados de Nebraska dejaron de acatar las solicitudes federales para retener en prisión a personas que al parecer no tienen permiso para residir en el país si no existe una orden judicial en su contra, mientras grupos de derechos civiles están presionando también al condado más grande del estado para que haga lo mismo, se informó el miércoles.

Lancaster y Sarpy hicieron lo mismo que el condado Hall y comenzaron a exigir una orden judicial para efectuar ese tipo de detenciones, las cuales están bajo intenso escrutinio de organizaciones de derechos civiles. Ahora, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Nebraska y Justicia para Nuestros Vecinos, un grupo defensor sin fines de lucro, esperan que las autoridades del condado Douglas adopten la misma medida la próxima semana durante una reunión.

"Con la población base en Nebraska viviendo tanto en nuestras áreas urbanas, pensamos que es realmente importante que el condado Douglas tome la misma decisión de decir no a estas solicitudes de detención", señaló Amy Miller, directora legal de ACLU Nebraska.

Autoridades judiciales y carcelarias de los condados Douglas y Sarpy no han respondido a las peticiones para comentar al respecto.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) entrega a las autoridades locales las órdenes de detención por 48 horas. Los oficiales piden que los inmigrantes permanezcan retenidos dos días antes de ser liberados para que las autoridades federales de migración puedan iniciar una investigación y, si es necesario, poner bajo custodia a las personas.

Unas 240 agencias de condados en todo Estados Unidos han dejado de detener a migrantes, incluyendo 22 condados en Iowa. En Nebraska se emitieron 2.993 órdenes federales de detención en 2012 y 2013, según datos de un centro de información de la Universidad de Syracuse.

"Douglas tuvo el mayor número, con 729 en ese periodo", detalló Shane Ellison, director legal de Justicia para Nuestros Vecinos en Nebraska. En Lancaster hubo 109 y 139 en Sarpy.

"De las 2.993 órdenes federales de detención, sólo 12% --según la base de datos del ICE-- estaban en prisión por un delito más serio", agregó Ellison. "De hecho, en Nebraska, 54% de los detenidos por orden del ICE terminaron sin sentencia alguna".