Nike finaliza relación de patrocinio con Ray Rice

La suspensión de Ray Rice por tiempo indefinido por violencia doméstica le costará ingresos por patrocinios además de su salario de cuatro millones de dólares.

Nike y Electronic Arts están entre las empresas que anunciaron el martes que ya no harán negocios con Rice, después que apareció un video en el que el ex running back de los Ravens de Baltimore aparece pegándole a su entonces prometida en un ascensor en febrero.

Nike Inc. confirmó en un correo electrónico que ya no patrocinará a Rice. EA Sports anunció en su cuenta de Twitter que eliminará la imagen del jugador del videojuego Madden 15.

Otras dos compañías, la bebida deportiva BodyArmor y la compañía de artículos para hacer ejercicios VertiMax rescindieron previamente este año sus contratos con Rice.

Rice devengaba unos 1,6 millones de dólares al año en patrocinios, según cálculos de la revista Forbes.

El lunes el cibersitio TMZ dio a conocer un video borroso grabado por cámaras de seguridad en el que se ve a Rice y Janay Palmer dentro de un elevador en un casino de Atlantic City. Ambos manotean antes de que Rice le aseste un golpe que la hace caer y golpearse contra un barandal. Hace meses se dio a conocer un video de Rice arrastrando a Palmer, actualmente su esposa, para sacarla del elevador.

El martes los Ravens de Baltimore anunciaron en Twitter que planean ofrecer un intercambio de camisetas con el número que usaba Rice. Su camiseta ya no está disponible en la página de internet de la NFL, y Dick's y Modell's son algunas de las tiendas de artículos deportivos que tampoco las venden.

Antes de la divulgación del más reciente video, Rice había dejado de ser portavoz del banco M&T.

Nike ha dado de baja a otros atletas famosos por escándalos, entre ellos el ciclista Lance Armstrong y el corredor Justin Gatlin por casos de dopaje, y el corredor sin piernas Oscar Pistorius después que fue acusado de asesinar a su novia.

Nike respaldó a Tiger Woods y Kobe Bryant durante sus escándalos por infidelidades. La compañía dio de baja a Michael Vick por organizar peleas de perros, pero lo volvió a contratar cuando regresó a la NFL.