Bolivia: negocian liberación de presuntos ladrones

Autoridades de la fiscalía y la policía negocian con pobladores de una comunidad la entrega de 10 personas acusadas de ser ladrones de mineral, ante el temor a que puedan aplicarles justicia con mano propia, se informó el martes.

El fiscal departamental de la región sureña de Potosí, José Luis Barrios dijo a la AP, que los 10 señalados como ladrones fueron atrapados salían de una mina de plata con ese mineral cuando fueron sorprendidos por los pobladores de la localidad minera de Porco, a unos 480 kilómetros al sur de La Paz.

El curaca, (cacique) Carlos Gutiérrez, dijo a la radio Erbol que los retenidos incluso tenían un arma de fuego calibre 22 y se resistieron a su captura. Pero los pobladores los amarraron y los condujeron a la plaza central del pueblo y permanecen así desde el lunes en la madrugada.

Gutiérrez explicó que esta difícil que se entreguen a los ladrones ya que buscan darles un castigo comunitario.

En el lugar, los pobladores atraparon en varias ocasiones a ladrones de los minerales y los castigaron a barrer el pueblo y luego desterrarlos a otros pueblos.

La ley permite a autoridades tradicionales en comunidades indígenas a juzgar casos menores según sus usos y costumbres ancestrales, pero la justicia comunitaria indígena que se distingue por su método pacífico no ha logrado frenar los linchamientos que son comunes en barriadas y zonas rurales pobres del país.