Argentina: Renuncias marcan fin de exitoso ciclo

Tres integrantes de la Generación Dorada de Argentina, entre ellos Andrés Nocioni, anunciaron su renuncia a esa selección que fue la más exitosa del básquetbol argentino y de la que casi no hay sobrevivientes.

Nocioni (34 años), Pablo Prigioni (37) y Leonardo Gutiérrez, (36) se despidieron durante una cena íntima del grupo en Madrid, después que Argentina perdiese el domingo 85-65 ante Brasil en octavos de final de la Copa del Mundo de España, destacó Julio Lamas, el técnico del equipo cuyo contrato finalizó con esa derrota, aunque hay posibilidades de que le sea renovado.

"Las despedidas cuestan horrores", dijo en esa cena Lamas, según coincidentes informes del diario La Nación y el deportivo Olé, entre otros. Lamas enumeró recientes renuncias como las de Fabricio Oberto y Juan "Pepe" Sánchez, y la de Manu Ginóbili, en este caso aún no confirmada, y agregó: "Esto es mucho emocionalmente".

El futuro de Walter Herrmann es una incógnita, Carlos Delfino lleva casi un año sin jugar por una lesión, por lo que la del capitán Luis Scola es la única presencia asegurada de la Generación Dorada para el Preolímpico de Monterrey en 2015, que otorgará dos plazas para Río de Janeiro 2016.

Ginóbili, el mejor jugador argentino de todos los tiempos, estuvo ausente del Mundial porque su club los Spurs de San Antonio no lo autorizó por temor a que se agravase una fractura en la pierna derecha.

Dentro del glorioso pasado de la llamada Generación Dorada, figuran el subcampeonato del mundo en 2002; el oro olímpico en Atenas 2004, las semifinales del mundial de Japón 2006, y el bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Entre los jugadores que apuntan para ser recambio figuran Facundo Campazzo (Real Madrid, España); Nicolás Laprovittola (Flamengo, Brasil); Selem Safar (Obras, Argentina); Marcos Mata (Franca, Brasil) y Nicolás Richotti (CB Canarias, España).