NCAA levanta prohibición contra Penn State

Penn State podrá volver a los tazones universitarios.

La NCAA levantó el lunes las sanciones deportivas impuestas contra el equipo de fútbol americano de Penn State a raíz del escándalo de Jerry Sandusky.

Entre las sanciones eliminadas figuró la que prohibía a la universidad disputar la postemporada. A esa medida le quedaban dos años de vigencia

Asimismo, el órgano regulador del deporte colegial en Estados Unidos permitiría que Penn State vuelva a ofrecer becas de fútbol americano a partir de la campaña próxima.

La institución había cumplido la mitad de un castigo de cuatro años sin postemporada, impuesto a mediados de 2012. La NCAA había rescindido ya algunas sanciones sobre becas el año pasado.

En un comunicado, la NCAA informó que, además de levantarse la suspensión para la postemporada, Penn State podrá contar con el complemento normal de becas de fútbol americano en 2015.

La escuela debe pagar todavía una multa de 60 millones de dólares. Además, se han borrado de los archivos los 111 triunfos conseguidos bajo las órdenes del entrenador Joe Paterno y uno logrado con Tom Bradley, y se mantendrá una estricta vigilancia sobre la escuela.

La decisión tomada por el Comité Ejecutivo de la NCAA siguió a una recomendación del ex senador federal George Mitchell, cuyo segundo reporte anual como supervisor concluyó que la universidad cumplía con los acuerdos suscritos en 2012.

"El reporte del senador Mitchell y sus recomendaciones, junto con las medidas tomadas hoy por la NCAA, constituyen un reconocimiento al trabajo duro de muchos en los últimos dos años, y hacen de Penn State una institución más fuerte", consideró el rector de la universidad Eric Barron. "Son buenas noticias para la comunidad universitaria, particularmente para nuestros estudiantes y atletas, actuales y futuros".

Penn State tuvo foja de 15-9 en las primeras dos temporadas en que estuvieron vigentes las sanciones, bajo las órdenes del entrenador Bill O'Brien, sustituto de Paterno.

La universidad despidió a Paterno, a quien se consideraba una leyenda del fútbol americano colegial, poco después de que Sandusky, su ex coordinador defensivo, fue acusado de múltiples abusos sexuales contra menores. Paterno falleció en 2012.