Destituido jefe de comando especial de Yemen

El presidente de Yemen despidió el lunes al jefe de las fuerzas especiales luego del fallido desalojo de rebeldes chiís que bloqueaba la carretera al aeropuerto, mientras los manifestantes continúan obstruyendo las principales calles de la capital, informaron autoridades de seguridad.

Un alto funcionario de seguridad informó que el presidente Abed Rabo Mansur Hadi designará al sustituto durante el día y que el mayor general Mohamed Ghadra, funcionario del Ministerio del Interior, ha sido electo para el puesto.

Un día antes fuerzas de seguridad se desplegaron para dispersar una manifestación contra el gobierno. Cientos de manifestantes bloquearon el camino al aeropuerto y dos que cruzan la capital desde el oeste y el sur. Las fuerzas de seguridad usaron cañones de agua, gas lacrimógeno y trascabos para completar el desalojo pero tras una hora de enfrentamientos los efectivos del gobierno se retiraron y los rebeldes se reforzaron. Una persona murió por inhalación de gas, informaron autoridades sanitarias.

El funcionario de seguridad dijo que la operación fue "errática" y que no parecía bien coordinada. Líderes rebeldes criticaron la decisión de desalojarla llamando a esa orden "tonta".

Los rebeldes quieren que el presidente despida a su gabinete y restablezca por completo los subsidios al combustible. Pese a que Hadi aceptó cesar al actual primer ministro y disolver al gabinete los rebeldes se negaron a moverse y pidieron mayor participación en la toma de decisiones.

Autoridades de seguridad informaron el lunes que los rebeldes ampliaron su concentración en el camino al aeropuerto hasta acercarse al Ministerio del Interior. Los funcionarios dijeron que las barricadas colocadas por los rebeldes en las rutas que corren de Taiz a la capital y otra provincia impidieron que vehículos militares y de seguridad entraran a Saná.