Costa Rica: Detienen 27 migrantes nepalíes

Las autoridades costarricenses detuvieron el lunes a 27 migrantes de Nepal, en una operación que sospechan está relacionada con el tráfico de personas hacia los Estados Unidos.

"Los nepalíes detenidos hoy indicaron que llegaron en barco a Ecuador hace unos meses. Usualmente las personas de estas nacionalidades tienen como destino final los Estados Unidos, al igual que las personas de Eritrea y Somalia que hemos encontrado en otras ocasiones", explicó a The Associated Press el encargado de prensa del Ministerio de Seguridad, Jesús Ureña.

Los nepalíes fueron hallados mientras se alojaban en unas cabinas en la localidad de Paso Canoas, fronteriza entre Costa Rica y Panamá, luego de que la policía recibió informes confidenciales sobre la presencia de los extranjeros.

Las autoridades reportaron que estas personas se encontraban en condiciones insalubres, por lo que fueron valorados por el Ministerio de Salud antes de ser remitidos a las autoridades de Migración. El caso está bajo investigación del Ministerio Público.

El hallazgo de estas 27 personas se suma a los 7 ciudadanos de Nepal y otros 2 de Bangladesh que fueron encontrados en un vehículo en la localidad de Jacó, en el Pacífico Central costarricense, mientras eran transportados por un "coyote".

Los asiáticos eran transportados desde la frontera entre Costa Rica y Panamá, con destino a Nicaragua, donde las autoridades suponen que continuarían su camino hacia los Estados Unidos.

El conductor del vehículo, un costarricense de apellido Fonseca, fue detenido y puesto a las órdenes del Ministerio Público para ser investigado, según informó el Ministerio de Seguridad.

También este lunes la policía encontró a seis nicaragüenses y un salvadoreño que ingresaron sin autorización en la zona de Puerto Jiménez, al sureste del país, mientras se encontraban en una terminal de autobuses. Los centroamericanos podrían ser deportados si se determina que ingresaron ilegalmente al país.

Hace más de siete años, las autoridades panameñas empezaron a notar que la selva del Darién, entre Panamá y Colombia, estaba siendo utilizada por los traficantes de inmigrantes para transportar gente de Asia y Africa que habían viajado a la zona en barco desde Brasil.

La frontera colombo-panameña tiene una extensión de 266 kilómetros y va desde Cabo Tiburón, en el Caribe, hasta Punta Cocalito y Punta Ardita en el Pacífico. Se encuentra en el corazón del llamado "Tapón del Darién". Sólo hay dos poblados en la línea limítrofe: La Miel, en Panamá, y Sapzurro, en Colombia, ambos en la costa caribeña.

Allí, no hay carreteras, ni comercio legal entre ambas naciones.