España: vivienda se encarece tras 6 años de caídas

Los precios de la vivienda en España repuntaron en el segundo trimestre del año por primera vez desde el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2008.

La revalorización fue de 0,8% en comparación con el mismo período del año anterior. Es el mayor síntoma de mejora del mercado inmobiliario español en seis años, dijo el lunes el Instituto Nacional de Estadística.

La leve recuperación económica de España, que acumula cuatro trimestres consecutivos de subas del Producto Interno Bruto, fue bendecida el lunes por un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que, sin embargo, pidió profundizar en algunas reformas y alertó sobre el crecimiento de las desigualdades sociales.

En cuanto a la vivienda, el repunte ya se advertía en los últimos meses. Durante los peores años de la crisis, el desplome del mercado inmobiliario llegó a superar el 15% en algunos trimestres.

El colapso de la construcción, motor de crecimiento durante una década, golpeó gravemente a la economía. España encadenó dos recesiones desde 2008, centenares de miles de personas perdieron sus puestos de trabajo y el país se vio forzado a usar casi 60.000 millones dólares de la Unión Europea para rescatar un sector financiero sobreexpuesto al ladrillo.

España contabiliza 3,4 millones de viviendas vacías, 13,7% del total, según el último dato del Instituto Nacional de Estadística.

Los impopulares recortes y subidas de impuestos del conservador Partido Popular desde su llegada al poder hace casi tres años contuvieron la hemorragia del déficit. Y la economía inició una tímida recuperación. El PIB creció un 0,6% en el segundo trimestre de 2014.

Sin embargo, el desempleo sigue en 24,4% y no se prevé que baje de 20% en un futuro inmediato. La OCDE señaló que la economía crecerá un 1,2% en 2014 y un 1,6% en 2015.

El secretario general del organismo, el mexicano Angel Gurría, señaló que todavía persisten riesgos para la economía española por su elevada deuda pública, que se situó en 93,9% del PIB a fines de 2013.

En el informe, la OCDE pidió la subida de impuestos indirectos como el Impuesto de Valor Añadido y medidas para activar el empleo y formar a los desocupados.

"La recuperación se acelerará paulatinamente durante los próximos dos años", dijo Gurría en Madrid. "España debe mantener el rumbo reformista, afrontar el enorme reto del desempleo, al tiempo que se sientan las bases del cambio de modelo económico que requiere España".