Presidente ucraniano visita ciudad asediada

El presidente de Ucrania viajó sorpresivamente el lunes a un bastión del gobierno en el sitiado sureste del país y pronunció un emotivo discurso ante cientos de trabajadores para demostrar la fuerza de su administración en la zona.

"Esta ciudad ha sido, es y será ucraniana", dijo Petro Poroshenko a trabajadores de una metalúrgica en la asediada ciudad costera de Mariupol.

El viaje de Poroshenko al estratégico puerto, a días de que la ciudad recibiera la acometida rebelde, subraya que Kiev no parece dispuesto a renunciar a los territorios que mantiene bajo su control en el este. La gira ocurrió en medio de un cese al fuego entre separatistas pro rusos y tropas del gobierno que el lunes parecía mantenerse.

El presidente habló desde un escenario adornado con los colores azul y amarillo de la bandera ucraniana y luego encabezó a la multitud cuando se cantó el himno nacional.

"Mariupol demostró que no dejamos que nadie incendie nuestra ciudad. Los trabajadores protegieron la paz y la tranquilidad de la ciudad", agregó.

No obstante el despliegue de fuerza, a menudo el discurso de Poroshenko pareció a la defensiva al insistir en que no acordó el cese al fuego por debilidad. También reiteró que la independencia de la región no estaba a discusión y que no habrá negociación política para finalizar la crisis con nadie que no sea autoridad electa en la región pero se desconocía a quién se refería.

Los alrededores de Mariupol habían permanecido relativamente intactos a la violencia en las últimas semanas, hasta que los rebeldes emprendieron un avance hacia la ciudad y bombardearon las afueras.

La ciudad se ubica estratégicamente en la costa del mar de Azov por lo que han aumentado los temores de que los rebeldes emprendan acciones para establecer un corredor que una por tierra a Rusia con Crimea, la península del mar Negro que los rusos se anexaron en marzo.

El ayuntamiento de la ciudad de Donetsk informó en un comunicado que durante la noche no se registraron víctimas y que el transporte público será restablecido el martes. Durante la noche no se escucharon explosiones ni caída de obuses en el centro de Donetsk.

Poroshenko sostuvo que miles de prisioneros serán liberados por los separatistas. Más tarde anunció que 20 soldados ucranianos habían sido puestos en libertad.