Pujols, cifras mágicas y batazos cruciales

El promedio de bateo y el total de jonrones que acumula Albert Pujols no son tan impresionantes como antaño. Sin embargo, el dominicano conecta hits oportunos y está alcanzando hitos en el rubro estadístico.

Pujols llegó a 2.500 hits en las Grandes Ligas, al batear un cuadrangular y un doblete productor de dos carreras que rompió el empate en la pizarra en la novena entrada, y los Angelinos de Los Ángeles vencieron el sábado 8-5 a los Mellizos de Minnesota.

El toletero de 34 años es 98vo en la lista de los bateadores con más imparables, y quinto entre los jugadores que siguen en activo. Conectó un jonrón solitario en el tercer capítulo contra Phil Hughes para poner a los Cardenales en ventaja por 3-2.

El astro quisqueyano anotó su carrera número 1.500 con su 25to bambinazo en la campaña.

"Estos logros son importantes, pero prefiero no concentrarme en eso", dijo Pujols. "Mi trabajo es ayudar a que el club gane, y esta noche fue muy especial, porque pude hacer eso".

Después de 10 campañas increíbles en San Luis, Pujols todavía no tiene una campaña con promedio de .300, en los tres años que ha pasado con los Angelinos. Tampoco está cerca de los 40 bambinazos que solía aportar con los Cardenales cada año.

Pero con su promedio actual de .274, sigue siendo de los mejores del equipo, y sus 87 producidas están sólo debajo de las 100 que totaliza Mike Trout con Los Ángeles.

Cuando la pizarra estaba empatada 5-5 en el noveno episodio y había dos corredores en los senderos, Pujols bateó un doblete a lo profundo de la pradera izquierda contra Jared Burton (2-5) y anotó con un sencillo de Howie Kendrick contra Anthony Swarzak.

Fue el tercer triunfo de los Cardenales sobre los Mellizos.

Joe Smith (7-2) lanzó la octava entrada, permitiendo un hit, y Huston Street cerró el juego, logrando su 37mo salvamento en 40 oportunidades.

Después de sencillos de Aaron Hicks y Chris Parmalee con un out, Brian Dozier conectó un rodado para doble matanza vía 3-6-1. El manager de los Mellizos Ron Gardenhire refutó la marcación del umpire de primera base John Tumpane, y después de una demora de aproximadamente un minuto con 20 segundos, la decisión fue ratificada.

En otros juegos de la Liga Americana, los Indios de Cleveland vencieron 3-1 a los Medias Blancas de Chicago, con un triple crucial del dominicano José Ramírez; los Medias Rojas de Boston superaron 4-3 a los Azulejos de Toronto, que sufrieron un duro golpe en sus aspiraciones de postemporada.

Asimismo, los Yanquis de Nueva York doblegaron 6-2 a los Reales de Kansas City; los Rays de Tampa Bay superaron 3-2 a los Orioles de Baltimore; los Atléticos de Oakland se impusieron 4-3 a los Astros de Houston, y los Marineros de Seattle ganaron 4-2 a los Rangers de Texas.

En la Liga Nacional, los Piratas recibieron varias buenas noticias en el Wrigley Field.

Consiguieron dos victorias sobre los Cachorros, y luego recibieron un reporte optimista sobre la condición de su pelotero de cuadro Josh Harrison.

Además, Francisco Liriano lució como hacía tiempo no lo hacía.

El dominicano ponchó a nueve contrincantes en seis innings, y Pittsburgh blanqueó 5-0 a Chicago, para conquistar su segunda victoria en el día.

"Hizo muchos lanzamientos que parecían strikes y que terminaron como bolas", dijo el manager de Pittsburgh, Clint Hurdle, en referencia a Liriano. "Los nueve ponches fueron muy buenos para nosotros, así como el hecho de que él haya lanzado hasta la sexta entrada".

Los Piratas se impusieron 5-3 en 11 entradas más temprano, al reanudarse el primer juego de la serie, suspendido la víspera por lluvia. Harrison quebró el empate con un sencillo productor y acumuló cuatro imparables.

Pittsburgh había perdido cuatro compromisos en fila antes de lograr sus dos triunfos en el Wrigley Field. Los Piratas comenzaron la jornada en el tercer puesto de la División Central de la Liga Nacional, a cinco juegos de los Cardenales y a dos del último sitio que reparte un boleto de comodín para la postemporada. Los Cardenales mantuvieron la diferencia al derrotar 5-3 a los Cerveceros de Milwaukee, con un cuadrangular del dominicano Óscar Taveras.

Andrew McCutchen aportó tres hits en el segundo encuentro por Pittsburgh, que mejoró a una foja de 11-4 en el año contra los Cachorros. Jordy Mercer bateó un sencillo productor en el primer inning y un doblete que abrió el noveno.

Liriano (4-10) aceptó tres inatrapables y regaló dos boletos, en su primera victoria desde el 29 de julio. El veterano zurdo tuvo un récord de 0-3 y una efectividad de 3.75 en seis aperturas durante agosto.

Justin Wilson, Jared Hughes y Brandon Cumpton lanzaron un inning cada uno para completar la faena de seis imparables.

El venezolano Félix Doubront (1-1) laboró durante cinco capítulos, en su segundo partido con los Cachorros. El zurdo, adquirido el 30 de julio en un canje con Boston, aceptó dos anotaciones y cinco indiscutibles.

La estupenda labor de Harrison en el primer juego se vio empañada cuando abandonó el terreno renqueando después de realizar una atrapada en el bosque central en la parte baja de la undécima entrada. Se torció el tobillo, pero estaría disponible el domingo para batear como emergente.

En otros encuentros del Viejo Circuito, los Dodgers de Los Ángeles vencieron 5-2 a los Diamondbacks de Arizona, con un jonrón del mexicano Adrián González, y los Rojos de Cincinnati superaron 2-1 a los Mets de Nueva York, con victoria del dominicano Johnny Cueto (17-8).

Ademas, los Filis de Filadelfia vencieron 3-1 a los Nacionales de Washignton; los Bravos de Atlanta superaron 4-3 a los Marlins de Miami, y los Rockies de Colorado doblegaron 7-6 a los Padres de San Diego en 12 innings.

En el interligas de la jornada, los Gigantes de San Francisco derrotaron 5-4 a los Tigres de Detroit, pese a dos cuadrangulares del venezolano Miguel Cabrera.