EEUU: Critican propuesta sobre planta nuclear

Un acuerdo planteado que esboza quién paga por el trabajo requerido para cerrar la planta nuclear de San Onofre, en el sur de California, necesita convertirse en un mejor convenio para los consumidores, indicó el regulador estatal que supervisa el cierre.

La propuesta creada trabajosamente por operadores de la planta y grupos defensores de los consumidores no sería aprobada por la Comisión de Servicios Públicos de California porque "favorece injustamente a los accionistas sobre los consumidores", señaló el viernes Michael Florio, miembro de la Comisión que maneja el multimillonario acuerdo propuesto.

Quienes apoyan el acuerdo han calculado que costaría a los consumidores aproximadamente 3.300 millones de dólares, ahorrándoles 1.400 millones en cargos adicionales.

Southern California Edison cerró la planta costera ubicada entre San Diego y Los Angeles el año pasado. La planta de San Onofre había dejado de operar en enero de 2012 después de que una fuga pequeña de radiación llevó al descubrimiento de daño inusual en cientos de tubería prácticamente nueva que conducía agua radiactiva.

Una vez que la planta cerró, la pregunta surgió sobre quién debería asumir el impacto económico --los accionistas o los consumidores.

Edison y algunos grupos de consumidores dijeron que el acuerdo propuesto es justo, pero sus detractores exigen que Edison y su compañía socia, San Diego Gas & Electric Co., se hagan cargo de más costo por el desmantelamiento de San Onofre.