Tregua en Ucrania se mantiene, aunque frágilmente

Después de más de cuatro meses de derramamiento de sangre, una tregua que entró en vigor en la región oriental rebelde de Ucrania parecía frágil el sábado, ya que ambas partes se acusaban de haberla violado.

El coronel Andriy Lysenko, portavoz del consejo nacional de seguridad de Ucrania, dijo a los reporteros que los rebeldes dispararon hacia las fuerzas ucranianas en 10 ocasiones desde que la tregua entró en vigor, pero todos los incidentes que detalló ocurrieron el viernes por la noche.

En Donetsk, la ciudad más grande bajo control de los separatistas respaldados por Rusia, la noche pasó sin mayores incidentes, algo inusual luego de varios meses de ataques diarios con proyectiles en áreas residenciales, pero Alexander Zakharchenko, principal líder separatista de Donetsk, declaró a la agencia noticiosa rusa RIA Novosti que la tregua había sido violada con dos rondas de proyectiles en el poblado de Amvrosiivka, a unos 50 kilómetros (30 millas) al sureste de Donetsk.

"En estos momentos el acuerdo de tregua no está siendo cumplido completamente", afirmó, pero no dijo dónde fue violada.

Lysenko dijo que las fuerzas ucranianas estaban observando el cese del fuego estrictamente e insinuó que la afirmación de Zakharchenko era para provocar.

Ucrania recibió información de que el viernes los rebeldes "preparaban una conferencia de prensa para hoy (sábado, en la que) uno de los puntos era la condena de las fuerzas armadas ucranianas por la violación de la tregua", afirmó Lysenko a través de un traductor. "Así, no excluimos que hayan intentado provocar a los militares ucranianos a que dispararan".

Horas antes el sábado, la alcaldía en Donetsk dijo que no ha habido reportes de balazos ni de proyectiles arrojados allí, aunque el viernes por la tarde se habían escuchado algunos proyectiles.

Ucrania, Rusia y los separatistas respaldados por el Kremlin firmaron la tregua el viernes en Minsk, la capital bielorrusa, en un esfuerzo por poner fin a más de cuatro meses de combates en la región. Los negociadores también acordaron el retiro de todo el armamento pesado, la liberación de todos los prisioneros y el envío de ayuda humanitaria a ciudades devastadas en el este ucraniano.

Ucrania, la OTAN y naciones occidentales han acusado a Rusia de respaldar a los separatistas, por lo cual le han impuesto duras sanciones económicas.

En un comunicado difundido el sábado en internet, la cancillería rusa condenó las sanciones de la Unión Europea y prometió que "sin duda habrá una reacción de nuestra parte" a cualquier nueva medida. En agosto, el Kremlin aprobó una amplia prohibición a las importaciones de carne, fruta, vegetales y productos lácteos de la UE, Estados Unidos y otros países que sancionaron a los rusos.

___

Mills reportó desde Moscú