IRS perdió correos de otros empleados

El Servicio de Rentas Internas perdió correos electrónicos de otros cinco empleados que son parte de la investigación del Congreso sobre el tratamiento a grupos conservadores que solicitaron categoría exenta de impuestos, dijo la agencia el viernes.

El IRS señaló en junio que no podía localizar una cifra no revelada de correos electrónicos enviados y recibidos por Lois Lerner, quien dirigió la división de la agencia que procesa solicitudes de estatus exento de impuestos. La revelación detonó una nueva serie de investigaciones y audiencias en el Congreso.

El viernes, el IRS emitió un reporte al Congreso diciendo que también perdió correos electrónicos de otros cinco empleados relacionados con la indagatoria, incluidos dos agentes que trabajaron en una oficina de Cincinnati que procesó solicitudes de estatus de exención tributaria.

La revelación ocurrió el mismo día que el subcomité del Senado encargado de las investigaciones publicó reportes contrapuestos sobre cómo el IRS manejó solicitudes de grupos políticos durante las elecciones de 2010 y 2012.

El reporte demócrata, publicado por el senador Carl Levin, dijo que tanto grupos liberales como conservadores fueron maltratados, revelando que no existió prejuicio político por parte del IRS. El reporte republicano, publicado por el senador John McCain, señaló que los grupos conservadores fueron claramente tratados de peor manera.

El inspector general del IRS encendió una tormenta de fuego el año pasado con una auditoría que dijo que agentes del IRS se enfocaron en el Tea Party y otros grupos conservadores para realizarles un escrutinio inapropiado cuando solicitaron categoría de exención fiscal.

Los correos electrónicos desaparecidos de Lerner motivaron una nueva ronda de escrutinio por parte del Congreso, del Departamento de Justicia, del inspector general y de al menos dos jueces federales.

El IRS culpó de la pérdida de los correos a fallas de computadoras. En un comunicado, el IRS dijo que todas las fallas ocurrieron mucho tiempo antes de que el Congreso iniciara sus investigaciones.