Cae en aguas de Jamaica avioneta de EEUU

Escoltado por dos aviones de combate estadounidenses, una avioneta con ventanas congeladas y su piloto al parecer incapacitado realizó una espectral travesía de 2.735 kilómetros (1.700 millas) por la costa del Océano Atlántico y más allá antes de estrellarse en aguas al norte de Jamaica. El destino de las dos o más personas a bordo se desconoce.

El mayor Basil Jarrett, del ejército jamaiquino, dijo que la avioneta cayó a unos 22 kilómetros (14 millas) al noreste del poblado costero de Puerto Antonio. El oficial indicó que el ejército envió dos aeronaves y un equipo de buzos a investigar el área.

Un avión C-130 de Estados Unidos también sobrevuela el lugar del accidente y un barco de la Guardia Costera estadounidense va en camino, de acuerdo con el suboficial de la Guardia, Jon-Paul Ríos.

"Una mancha de aceite que indica que la aeronave podría haber caído fue detectada en la zona donde sospechamos que ocurrió el accidente", dijo Jarrett en una conferencia de prensa en la capital Kingston.

No se han localizado restos, agregó.

La avioneta monomotor Socata TBM700 turbohélice, que había despegado a las 8:45 a.m. EDT del Aeropuerto Internacional Greater Rochester en el estado de Nueva York, llevaba a bordo a un prominente agente inmobiliario y a su esposa, informó el hijo de la pareja.

Rick Glazer dijo que sus padres, Larry y Jane Glazer, eran pilotos con licencia. No pudo confirmar si siguen con vida, agregando que por ahora "sabemos muy poco".

Larry Glazer dirige la firma inmobiliaria Buckingham Properties. Es dueño de la avioneta de alto rendimiento en que viajaba y fue presidente de la asociación de propietarios y pilotos de avionetas TBM.

Los controladores aéreos pudieron comunicarse por última vez con el piloto a las 10:00 a.m. EDT, según informó la Administración Federal de Aviación (FAA) en un comunicado. La agencia señaló que no ha confirmado el número de personas a bordo.

El piloto había presentado un plan de vuelo a la FAA desde Rochester, Nueva York, hasta Naples, Florida. Los aviones de combate fueron despachados a las 11:30 a.m. EDT y siguieron a la avioneta hasta que llegó a espacio aéreo cubano, donde se le despegaron, dijo Preston Schlachter, un portavoz del Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial y del Comando Norte de Estados Unidos. FlightAware, un sitio en internet que rastrea vuelos, mostraba a la aeronave sobre el Caribe al sur de Cuba alrededor de las 2 p.m. EDT (1800 GMT).

Al final, la aeronave se desplomó después de recorrer más de 2.735 kilómetros (1.700 millas).

Los pilotos de los aviones de combate que siguieron a la avioneta reportaron que no pudieron ver en su interior porque las ventanas se hallaban congeladas o cubiertas por neblina, dijo Schlachter.

FlightAware identificó el número de cola del aparato como N900KN. Registros de la FAA indican que la avioneta, que se vende nueva en 3,5 millones de dólares en su modelo estándar, es propiedad de una compañía ubicada con la misma dirección de una inmobiliaria en Rochester propiedad de Larry Glazer.

Es el segundo incidente en su tipo en menos de una semana. El sábado un piloto quedó inconsciente y su avión ingresó al espacio aéreo en la capital estadounidense. También fueron enviados aviones de combate a escoltar la pequeña nave hasta que se quedó sin combustible y se estrelló en el Atlántico.

___

Joan Lowy reportó desde Washington. Los periodistas de The Associated Press Ben Fox en Miami y Carolyn Thompson en Buffalo, N.Y., contribuyeron a este despacho.