Muere Gustavo Cerati tras cuatro años en coma

El corazón de Gustavo Cerati dejó de latir el jueves apagando la esperanza de fanáticos de toda América Latina de volver a escuchar su sensual voz, cuatro años después de un accidente cerebrovascular que lo dejó en un coma por el resto de su vida.

"Comunicamos que hoy en horas de la mañana falleció el paciente Gustavo Cerati como consecuencia de un paro respiratorio", dijo un parte médico autorizado por la familia y difundido el jueves a través de las cuenta del músico en Facebook y Twitter. El músico tenía 55 años.

El exlíder de la emblemática banda Soda Stereo estaba internado en la clínica ALCLA de Buenos Aires. El director de esa institución, Gustavo Barbalace, dijo al canal C5N de Buenos Aires que el músico murió a las 9 de la mañana (1200 GMT) "sin sufrimiento".

La última vez que subió a un escenario fue la noche del 15 de mayo de 2010 en Caracas, donde se presentó como parte de su gira "Fuerza natural". Tras el concierto, se desvaneció a causa de una reducción del flujo sanguíneo en el cerebro y nunca más despertó.

La noticia sobre la muerte del rockero causó gran impacto en Argentina y América Latina. Tras anunciarse su deceso, los grandes éxitos de su discografía comenzaron a sonar en todos los canales de televisión.

La presidenta Cristina Fernández escribió en su cuenta oficial de twitter que Cerati, junto al también fallecido Luis Alberto Spinetta, representan "ídolos populares de varias generaciones de argentinos".

La mandataria subió a la red social un video de ambos artistas interpretando "Bajan", de Spinetta, y acotó que "en realidad, subieron. Inolvidables. Y juntos para siempre".

"Eterno lo es y lo será. Es lejos el mejor músico que salió de Argentina en los últimos 50 años", dijo Charly Alberti, el baterista de Soda, en diálogo desde el exterior con el canal Todo Noticias.

"La verdad que todavía no caigo. Si bien era algo que uno ya se imaginaba, si bien era una de las dos posibilidades, siempre mi posición fue esperar y tener fe. Su cuerpo evidentemente dijo que tenía que irse para otro lado", afirmó.

El bajista de Soda Stereo Zeta Bosio, quien se encuentra en el país, evitó el contacto con la prensa y escribió en su cuenta de Twitter: "Lamentablemente es cierto, el León dejo de luchar, que día triste, gracias por lo que nos diste, genio único, gracias x estar en mi vida, hasta siempre".

Una procesión de decenas de fanáticos de distintas generaciones acudió a la clínica, ubicada en el barrio de Belgrano de la capital argentina. Allí prendieron velas, colocaron flores y dejaron mensajes en un muro con la imagen de Cerati y sus brazos extendidos frente al establecimiento.

"Todo el mundo se lo esperaba, pero no pensábamos que era el momento. Creíamos que había una esperanza, como siempre decía la mamá", dijo a AP Lara Farías, estudiante de 17 años. "Soda es la banda de mi vida, mis padres son fanáticos. En mi casa Cerati era un integrante más de la familia", comentó, abrazada a su novio.

Contra los pronósticos más negativos, Lilian Clark siempre creyó en la recuperación de su hijo. Y se enojaba cada vez que en una entrevista se le sugería si no era mejor no mantener con vida al músico.

Pero el director médico Barbalace atribuyó al amor y la fe de Clark que el músico haya mostrado "una evolución pocas veces vista" para este tipo de cuadros, pese al trágico desenlace.

"La mamá fue un ejemplo de lucha permanente. Ojalá hubiera muchas Lilian en el mundo", resaltó el médico.

"Muchos van a decir lo de siempre, que es un gran músico, un grande. Pero en realidad era mucho más que eso. Tenía un espíritu muy rico, una gran imaginación. Era un adelantado. Va a inspirar a muchas bandas en un futuro", comentó Nicolás Cano, de 17 años, cantante y bajista de una banda de rock.

En el mural, un seguidor colocó una camiseta de la selección de Ecuador y escribió "gracias totales Gustavo", la emblemática frase con la que Cerati cerró el concierto de la primera despedida de Soda Stereo en 1997.

Otro mensaje decía "Gustavo te recordaremos siempre. Perú te ama".

Cerati deja dos hijos, Benito y Lisa, de 20 y 18 años, fruto de su matrimonio con la exmodelo chilena Cecilia Amenábar, con quien estuvo casado entre 1993 y el 2002.

Sus restos serán velados a partir de las 21.00 hora local en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

_____

La corresponsal de AP en Buenos Aires Almudena Calatrava contribuyó a este reporte.