Cánula intravenosa afectó ejecución de recluso

La cánula intravenosa insertada en la ingle de un recluso de Oklahoma que se retorció y gimió antes de morir 43 minutos después de iniciada su ejecución no fue supervisada debidamente, lo que causó una inflamación del tamaño de una pelota de golf, dice una revisión de las autoridades estatales dada a conocer el jueves.

La problemática ejecución de Clayton Lockett el 29 de abril hizo que la gobernadora Mary Fallin suspendiese las ejecuciones previstas hasta que se completase una investigación estatal. Además, intensificó un debate sobre inyecciones letales en Estados Unidos, donde las autoridades estatales han estado tratando de encontrar drogas letales en momentos en que productores han cortado suministros.

Oklahoma usó el sedante midazolam por primera vez en la ejecución de Lockett. La droga fue usada también en intentos de ejecutar a un recluso en Ohio en enero y otro en Arizona el mes pasado. En las tres ocasiones, testigos dicen que los reclusos parecieron estar jadeando tras comenzar la ejecución y continuaron haciéndolo hasta que finalmente fueron declarados muertos.

Pero la revisión en Oklahoma no encontró problemas con el midazolam ni otras drogas, y en lugar de ello dijo que problemas con la cánula intravenosa dificultaron determinar la efectividad de las drogas.

La revisión, dada a conocer por el Departamento de Seguridad Pública de Oklahoma, mencionó problemas con la cánula intravenosa de Lockett y recomendó más entrenamiento para funcionarios de prisiones y personal médico que realiza las ejecuciones.

"Esta investigación concluyó que la viabilidad del punto de acceso de la cánula intravenosa fue el principal factor contribuyente a la dificultad en la administración de las drogas de ejecución", de acuerdo con el reporte. El comisionado de la agencia fue nombrado por Fallin.

Fallin no comentó de inmediato sobre el reporte, ni tampoco lo hizo un portavoz del departamento penal.

Un paramédico y un médico insertaron la cánula en la ingle de Lockett luego de no conseguir encontrar una vena apropiada en sus brazos, piernas, cuello y pies. El reporte dice que el sitio de acceso de la cánula intravenosa estaba cubierto por una sábana y no fue monitoreado hasta que Lockett comenzó a moverse inesperadamente tras recibir dos dosis de drogas.

"El médico notó un área de inflamación bajo la piel y la describió como menor que una pelota de tenis, pero mayor que una pelota de golf. El médico piensa que la inflamación habría sido notada si el punto de acceso hubiese estado visible durante el proceso", dijo el reporte.

La ejecución de Lockett iba a ser la primera de dos ejecuciones consecutivas el 29 de abril, pero la segunda fue aplazada esa noche.

Lockett, de 38 años, fue condenado por dispararle a Stephanie Nieman, de 19, con una escopeta de caño recortado y mirar mientras dos cómplices la enterraban viva.