Hamilton quiere olvidar el GP de Bélgica

Lewis Hamilton quiere pasar la página y concentrarse en sumar puntos en el Gran Premio de Italia.

La tensión entre Hamilton y su compañero en el equipo Mercedes, Nico Rosberg, aumentó en el Gran Premio de Bélgica cuando el piloto alemán chocó a Hamilton en la segunda vuelta de la carrera, lo que dejó al británico sin posibilidades de ganar.

Hamilton sufrió la pinchadura de una llanta y tuvo que retirarse poco después de eso. Rosberg finalizó en segundo sitio y aumentó la ventaja sobre su compañero a 29 puntos en el campeonato de pilotos

"Ya no pienso en eso", dijo el jueves el británico. "Estoy muy emocionado por lo que viene, tengo mucha energía. Estoy emocionado por estar aquí, este es uno de mis circuitos favoritos. Espero que podamos tener un buen fin de semana".

"Después de la carrera era importante pasar la página... ya pasó lo que pasó. Todavía quedan muchos puntos sobre la mesa, y me concentro en eso", comentó.

Tras el incidente en Spa, Hamilton sostuvo que Rosberg había admitido que lo golpeó deliberadamente.

"Confianza es una palabra importante y no es algo que se aplique a menudo en la pista", indicó Hamilton. "Nico y yo hemos corrido durante mucho tiempo y hace años formamos unos buenos cimientos, a partir de ahí trabajamos".

Rosberg fue sancionado por Mercedes la semana pasada tras aceptar su responsabilidad por la colisión.

"Aprovechamos la semana para pensar en lo que sucedió, revisarlo y al final decidir quién debía cargar con la responsabilidad", señaló Rosberg. "No estoy orgulloso de cómo sucedieron las cosas porque quiero contribuir con el deporte porque quiero que sea el más atractivo del mundo".

"Nadie podría haber hecho que pidiera disculpas. Fue una decisión que tomé tras escuchar la opinión de la gente y ver todo. Sentí que era algo que debía hacer".

Rosberg fue abucheado cuando subió al podio en Spa.

"No fue una sensación agradable cuando escuché los abucheos", dijo el piloto alemán. "Lo entiendo, sin embargo. Los aficionados viajan desde muy lejos para ver una carrera emocionante, una competencia entre Lewis y yo, y no pudieron ver eso".

Aunque la atención se enfocará principalmente en la rivalidad entre los pilotos de la escudería Mercedes, los apasionados aficionados locales se volcarán en apoyo de Ferrari.

La escuadra italiana no ha ganado en casa desde que el dos veces campeón del mundo, Fernando Alonso, se impusiera en la competencia de 2010. El español ha subido al podio cada año desde entonces y el año pasado fue segundo lugar.

"Es una de las carreras más importantes del año para nosotros, frente a nuestra afición y queremos darles resultados", dijo Alonso, quien en 2007 también ganó en Monza conduciendo un McLaren. "he subido al podio en los últimos años y espero repetirlo".

Ferrari sólo ha subido al podio en esta temporada en las competencias de Hungría, en la que llegó segundo, y en China, donde acabó en el tercero, en ambas ocasiones con Alonso.