Caída del petróleo arrastra a Wall Street

Una caída en los precios del petróleo el jueves arrastró consigo al mercado bursátil neoyorquino, propinándole al índice Standard & Poor's 500 su tercera caída seguida.

Las acciones habían comenzado el día con alzas luego de que el Banco Central Europeo sorprendió a los inversionistas al anunciar que había recortado su principal tasa de interés a un nivel récord en baja.

Sin embargo, las ganancias no se mantuvieron y el mercado retrocedió durante las negociaciones de la tarde, cuando la caída del precio del crudo empujó a la baja a las acciones del sector energético. El petróleo cerró la jornada con pérdida de 1,1% a 94,45 dólares por barril, después de que cifras del gobierno mostraron que los suministros estadounidenses bajaron menos de lo esperado la semana pasada.

Por otro lado, quizá los inversionistas estuvieron renuentes a realizar compras grandes antes del informe gubernamental del viernes sobre el mercado laboral.

Las acciones han tenido un inicio lento en septiembre, históricamente el peor mes para el mercado bursátil, después de repuntar en agosto. El S&P 500 ganó 3,8% el mes pasado, en el que alcanzó un nivel récord al alza al lograr su mejor desempeño desde febrero.

"El mercado ciertamente respondió a las noticias del BCE esta mañana y ciertamente a las buenas noticias económicas, pero definitivamente existen signos de que este mercado se ha excedido un poco en sus alzas", dijo Peter Cardillo, principal economista del mercado en Rockwell Global Capital.

El S&P 500 perdió tres puntos (0,2% ), ubicándose en 1.997,65. El indicador cerró debajo de 2.000 unidades por primera vez desde que superó ese nivel el 29 de agosto.

El promedio industrial Dow Jones bajó ocho puntos (0,1% ) y finalizó en 17.069,58. El índice compuesto Nasdaq, en el que predominan los títulos de tecnología, retrocedió 10,28 unidades (0,2% ), a 4.562,29.

El BCE dijo que disminuyó su tasa de interés de referencia a 0,05%, frente al nivel bajo récord previo de 0,15%. Además, Mario Draghi, presidente de la institución, señaló en conferencia de prensa que el banco comenzaría a comprar en octubre activos financieros del sector privado. El programa tiene la intención de abaratar el crédito, ayudando a la inversión y crecimiento en un momento en que la economía de la eurozona está estancada.

Además de dar impulso a las acciones, el anuncio ocasionó que el euro se desplomara ante el dólar, colocándose a su nivel más bajo frente a la divisa estadounidense en más de un año. El euro cayó 1,5% a 1,29 dólares.

Hubo además el jueves noticias alentadoras para los inversionistas sobre la economía de Estados Unidos.

Las empresas estadounidenses de servicios crecieron en agosto al ritmo más rápido registrado. El Instituto de Gerentes de Suministros dijo el jueves que su índice de servicios subió a 59,6 el mes pasado frente a 58,7 en julio. La cifra de agosto es la más alta registrada desde la creación del indicador en enero de 2008.

Las contrataciones también se están incrementando y los negocios estadounidenses agregaron empleos a un ritmo sano en agosto, según una encuesta privada, siendo el quinto mes consecutivo de ganancias sólidas.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, el cual se mueve en sentido inverso al precio, subió a 2,45%, de 2,40% del cierre del miércoles.