Talibán ataca complejo de gobierno en Afganistán

El Talibán atacó a primeras horas del jueves a tiros y con vehículos bomba un complejo de gobierno en el este de Afganistán, con resultado de al menos 12 muertos, incluidos ocho policías fuera de servicio que dormían en su cuartel, dijeron las autoridades.

Los agresores hicieron estallar primero dos vehículos cargados de explosivos que eran conducidos por suicidas afuera del complejo en Gasni, capital de la provincia del mismo nombre; después lanzaron un asalto frontal con más de 10 individuos armados.

El asalto desencadenó un enfrentamiento con policías y fuerzas de seguridad en el lugar y las autoridades dijeron que todos los 13 atacantes fueron aniquilados. El Talibán se adjudicó la acción en un mensaje de texto enviado a la prensa.

El ataque tuvo lugar en momentos en que Afganistán continúa inmerso en una crisis política sin que haya un ganador definido tras las elecciones presidenciales celebradas en abril en el país.

Los dos candidatos que pretenden suceder al presidente Hamed Karzai retiraron a sus observadores de un recuento de votos que tiene como propósito determinar al ganador de la segunda vuelta efectuada en junio.

El ataque también ocurrió en momentos en que se preparaba el inicio de una cumbre de la OTAN en Gales, donde los gobernantes de los países de la alianza examinarán la etapa final de la guerra en Afganistán que ha durado 13 años.

Todas las fuerzas extranjeras de combate tienen previsto salir de Afganistán para fines de año. Estados Unidos ha reducido sus efectivos en el país, de 100.000 hace tres años, a 30.000 en la actualidad. Estados Unidos tiene pensado bajar la cifra a unos 10.000 soldados.

En un comunicado difundido en la víspera de la cumbre de la OTAN, el Talibán criticó a la comunidad internacional por la crisis electoral en Afganistán.

Los estallidos de los vehículos cargados de explosivos en Gazni quebraron muchas ventas en la localidad, y dejaron unas 80 personas heridas, en su mayoría a causa de cristales que salieron disparados, dijo el gobernador Musa Khan Akbarzada. Agregó que uno de los vehículos dejó un hoyo de 10 metros de diámetro en el suelo.