EEUU busca socios para perseguir a extremistas

El presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron presionaron el jueves a sus homólogos de la OTAN para hacer frente al "brutal y ponzoñoso" grupo extremista denominado Estado Islámico, el cual está causando estragos en Irak y Siria, y exhortaron a sus socios regionales como Jordania y Turquía a sumarse a los esfuerzos.

En la reunión cumbre de los líderes de la alianza occidental, Obama y Cameron buscaron formar una coalición de naciones que pueda combatir a los extremistas con poder militar, presión diplomática y sanciones económicas.

"Aquellos que quieren emplear un enfoque aislacionista no comprenden la naturaleza de la seguridad en el siglo XXI", escribieron Obama y Cameron en un editorial conjunto publicado en el diario londinense Times. "Los procesos en otras partes del mundo, particularmente en Irak y Siria, amenazan nuestra seguridad interior".

Aunque algunos líderes de la alianza atlántica hablaron con severidad sobre la amenaza que representa el Estado Islámico, no hicieron compromisos específicos. El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo que creía que la comunidad internacional "tiene la obligación de impedir un mayor avance del Estado Islámico" y que sopesaría seriamente las peticiones de ayuda, en particular del gobierno iraquí.

El Estado Islámico ha ascendido en la lista de prioridades internacionales luego de que avanzó con rapidez este año en territorio iraquí. El grupo, que busca fundar un califato en el Medio Oriente, es considerado incluso más despiadado con sus enemigos que la red terrorista al-Qaida, y funcionarios de inteligencia de diversas partes del mundo advierten que hay cientos de ciudadanos occidentales luchando a su lado que podrían tratar de sembrar la violencia más allá de sus fronteras declaradas.

Estados Unidos comenzó a lanzar ataques aéreos contra objetivos del Estado Islámico en Irak el mes pasado, y tanto estadounidenses como británicos han estado arrojando ayuda humanitaria a grupos minoritarios sitiados en territorio iraquí.

El asesinato de dos periodistas estadounidenses en Siria por parte de los extremistas ha ocasionado que se discuta la posibilidad de atacar al grupo también ahí.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que no prevén que la OTAN se comprometa a una misión militar contra el grupo durante la cumbre. Pero plantearon la posibilidad de que el fin de las misiones de combate de la alianza atlántica en Afganistán permita a los países miembros enfocar su atención en otras partes.

La amenaza del Estado Islámico eclipsó a otros puntos de la agencia oficial de la cumbre, que planeaba centrarse en celebrar el retiro de tropas en Afganistán y en la creación de una fuerza de respuesta rápida para el flanco oriental de la alianza que pueda servir como fuerza disuasiva a las agresiones rusas.

Obama y líderes europeos se reunieron con el presidente ucraniano Petro Poroshenko en muestra de solidaridad con su nación.

Estados Unidos y Gran Bretaña están muy preocupados sobre la potencial amenaza a sus territorios que pudieran representar los combatientes extranjeros que se han unido al Estado Islámico.

Cameron propuso el lunes nuevas leyes que otorgarían poderes a la policía para decomisar los pasaportes de británicos sospechosos de haber viajado al extranjero para combatir con grupos terroristas.

Cameron dijo que no ha descartado sumarse a los bombardeos ordenados por Washington, pero agregó que la prioridad era apoyar a quienes de antemano enfrentan a los extremistas en tierra.

"Necesitamos mostrar verdadera resolución y determinación, necesitamos usar todo poder y todo en nuestro armamento con nuestros aliados --con quienes están en tierra-- para asegurarnos de que hacemos todo lo que podemos para acabar con esta terrible organización", indicó Cameron a la cadena británica ITV.

___

Julie Pace está en Twitter como http://twitter.com/jpaceDC

___

Con información de los periodistas de AP John-Thor Dahlburg en Gales y Danica Kirka en Londres.