Pew: 11,3 millones inmigrantes no autorizados EEUU

La cantidad de inmigrantes que residían sin autorización en Estados Unidos en 2013 permaneció casi idéntica desde 2009 en 11,3 millones, pero el promedio de su estadía se elevó en casi la mitad durante la última década para ubicarse cerca de los 13 años, según un estudio difundido el miércoles.

El Pew Research Center detectó además un aumento en la cantidad de estadounidenses inclinados a una aplicación más severa de las leyes migratorias y de seguridad fronteriza.

Pew revisó a la baja su cálculo de inmigrantes no autorizados en 2012 para situarlo en 11,2 millones, tras haberlo estimado en 11,7 millones en marzo de ese año.

La cifra del 2013 representa un descenso respecto al máximo histórico de 12,2 millones alcanzado en 2007.

El centro de estudios dijo que la cifra actualizada de adultos no autorizados se ubica en 10,4 millones, de los cuales apenas 15% alcanzaba en 2012 una estadía de cinco años respecto al 38% en 2000.

Pero el segmento que lleva al menos una década en Estados Unidos aumentó de 35% en 2000 a 62% en 2012, cuando un 20% había alcanzado al menos dos décadas de residencia no autorizada.

"Esta estimación muestra que los inmigrantes no autorizados de la actualidad tienen vínculos más duraderos con Estados Unidos que en el pasado", dijo Mark Hugo Lopez, director de investigación sobre hispanos en el Pew Research Center.

Pew estimó que 4 millones --o 38% de los adultos-- vivían en 2012 con hijos de nacionalidad estadounidense por haber nacido en ese país.

La cantidad de niños menores de 18 años estadounidenses por nacimiento con al menos un padre no autorizado se elevó en 2012 a 4,5 millones respecto a los 2,2 millones contabilizados en el 2000.

Pew indicó que un millón de inmigrantes sin autorización ha recibido alivio migratorio a través del régimen especial conocido por sus siglas en inglés como TPS o del programa de suspensión de deportaciones conocido como DACA.

Durante una encuesta realizada a 1.501 adultos del 20 al 24 de agosto, la entidad determinó que el porcentaje de estadounidenses a favor de una aplicación más estricta de leyes migratorias aumentó ocho puntos a 33% desde febrero del 2013.

El grupo partidario de darle igual importancia a la aplicación estricta de leyes mientras y a permitirle a inmigrantes no autorizados optar a la naturalización si cumplen con algunos requisitos bajó de 47 a 41%, mientras que la cuarta parte de los estadounidenses inclinados a darle prioridad a la naturalización se mantiene estable.

El sondeo tiene un margen de error de 2,9 puntos porcentuales.

Pew difundió sus estudios mientras se espera que el presidente Barack Obama modifique su política deportaciones vía decreto decreto porque la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a someter a votación el proyecto de ley aprobado en el Senado en junio de 2013.

Se estima que dos millones de personas han sido deportadas desde que Obama asumió su primer período en 2009.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com/