US Open: Monfils no necesita de entrenador

Gael Monfils lleva año y medio sin un entrenador. Parece que así es mejor.

Admirado por su innato talento para entretener con sus asombrosos tiros y su prodigiosa capacidad atlética, el francés Monfils doblegó el martes 7-5, 7-6 (6), 7-5 al búlgaro Grigor Dimitrov para clasificarse a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos por segunda vez en su carrera.

"Creo que tal vez debo seguir así", dijo Monfils a pie de pista en el estadio Arthur Ashe sobre su condición de tenista que navega por el circuito sin entrenador.

"Lo mejor es tener alguien que te oriente. Y lo necesito", reflexionó después en una rueda de prensa. "Pero no es fácil estar en sintonía con alguien... tiene que ser alguien que sea estricto conmigo, pero que al mismo tiempo entienda mi personalidad".

Salvo un arrebato en el segundo set, en el que esencialmente le obsequió el game cuando su rival sacaba, Monfils supo administrar el rumbo del partido y fue letal al disponer de las oportunidades de quiebre de servicio: capitalizó tres de cuatro, mientras que Dimitrov sólo pudo aprovechar una de siete.

Pero Monfils tiene peculiaridades que le hacen distinto, como beber Coca-Cola durante los descansos: "Es que entran las ganas de beber Coca-Cola, así de simple".

Vigésimo preclasificado, Monfils no ha cedido un solo set en cuatro partidos en el último Grand Slam de temporada, en cuya siguiente ronda se las verá con Roger Federer, triunfante 6-4, 6-3, 6-2 ante el español Roberto Bautista Agut en la sesión nocturna.

Ágil en sus desplazamientos, Federer ganó 35 de los 52 puntos en la red para completar el trámite en menos de dos horas y acceder a la fase de cuartos de final del torneo por décima vez en 11 años.

Con 28 años cumplidos el lunes, Monfils no ha podido avalar con sobresalientes resultados la espectacularidad de su juego.

Llegó a ser el número siete del mundo en 2007 y su mejor actuación en un Grand Slam fue en 2008, cuando alcanzó las semifinales del Abierto de Francia.

Pero esta es la primera vez en la que consigue meterse en los cuartos de final de dos Slams en una misma temporada, ya que lo logró en el último Roland Garros. La previa oportunidad que alcanzó esta etapa en Flushing Meadows fue en 2010.

Dimitrov, de 23 años, sufrió más con otra jornada de calor y humedad, capitulando con una doble falta en el match point. Se esperaba mucho más del séptimo preclasificado, señalado como el jugador de la nueva generación que mejores opciones tenía para romper la supremacía que ejercen Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal en las grandes citas.

También el martes, el checo Tomas Berdych (11) le dio una clase a Dominic Thiem, un austríaco que el miércoles cumplirá 21 años y que por primera vez disputaba en una instancia de octavos en un Gran Slam. En apenas 98 minutos, Berdych se impuso 6-1, 6-2, 6-4.

Berdych se enfrentará con el croata Marin Cilic (14), quien eliminó 5-7, 7-6 (3), 6-4, 3-6, 6-3 al francés Gilles Simon, para avanzar por segunda vez seguida a los cuartos en un Slam. Perdió en cinco sets en esa etapa ante el eventual campeón Djokovic en Wimbledon el pasado julio.

A primera hora, la china Peng Shuai alcanzó su primera semifinal de Grand Slam al vapulear 6-2, 6-1 a Belinda Bencic, una suiza de 17 años que fue la revelación de la rama femenina.

Peng lo logró en su 37mo intento en un torneo grande. Solo cinco tenistas tuvieron más intentos antes de quedar entre los cuatro mejores.

La china, que ocupa el puesto 39 en el escalafón del mundo, fue un modelo de consistencia.

Peng, de 28 años, dijo que en algún momento de su carrera pensó en dejar el deporte.

"Mi entrenador, mis padres, siempre me decían que siguiera adelante y no me rindiera nunca", afirmó.

Por su parte Bencic fue la más joven tenista en avanzar a cuartos de final en Flushing Meadows desde que otra suiza, Martina Hingis, ganó el título a los 16 años en 1997.

Bencic es entrenada por la madre de Hingis, Melanie Molitor, y en el segundo set recibió una advertencia por recibir ayuda desde el palco donde estaba su entrenadora cuando estaba en desventaja de 2-0 en el segundo set.

Más tarde, la danesa y décima preclasificada Caroline Wozniacki, quien eliminó en la cuarta rueda a la cinco veces campeona Maria Sharapova, enfrenta a la italiana Sara Errani (13) en la disputa por otra plaza semifinal.

La primera clasificada y primera en el escalafón del mundo Serena Williams, que juega con Flavia Pennetta (11) en otro partido de cuartos de final el miércoles, perdió en cuartos de final de dobles con su hermana Venus. Las vencedoras fueron las rusas Ekaterina Makarova y Elena Vesnina por 7-6 (5), 6-4.