Mujica niega presión EEUU sobre presos Guantánamo

El presidente José Mujica negó el martes estar siendo presionado por Estados Unidos para que ya reciba a seis presos de la cárcel de Guantánamo y dijo que la decisión final sobre su llegada a Uruguay la tomará personalmente.

"A mí no me preguntó nada, nadie. Los problemas de Estados Unidos que los arregle Estados Unidos, yo arreglo los de acá. La decisión la voy a tomar yo", afirmó Mujica en rueda de prensa.

Mujica se molestó cuando un periodista le preguntó si los reclusos de Guantánamo podrían llegar mañana. "Le dije que los cautivos van a venir cuando yo lo disponga. ¿Lo quiere más claro? Lo va a determinar el presidente de la República y no le va a pedir consejo a nadie, nada más que a su almohada. Entonces si lo tienen que criticar, lo van a criticar al presidente de la República. ¡Que quede claro! Ni va a ser el canciller, ni Mongo, ni el Parlamento, ni nadie", dijo con tono de ofuscación.

Además agregó que los reclusos no están prontos para venir. "Yo prefiero tener toda la información y las cosas claras, que todavía no las tengo", agregó.

Cuando se le preguntó qué cosas no están todavía claras, respondió: "Si no las dije es porque no las quiero decir".

El prosecretario de la Presidencia de Uruguay, Diego Cánepa, sostuvo el lunes que la negociación con Estados Unidos para recibir a seis presos de Guantánamo difícilmente se pueda resolver en los próximos dos o tres meses. "No creo que den los tiempos", manifestó.

En Uruguay habrá elecciones presidenciales y parlamentarias el 26 de octubre, y una posible segunda vuelta entre los dos candidatos más votados a la presidencia el 30 de noviembre.

Según Cánepa, el tema no se resolverá antes de la elección.

En mayo Mujica había señalado a la Associated Press que la decisión para que los presos llegaran a Uruguay estaba en manos de Estados Unidos: "Nosotros ya hicimos nuestra propuesta. Es Estados Unidos el que debe decidirse", dijo en aquella oportunidad.

Según informó el lunes el diario estadounidense The New York Times, que citó fuentes del gobierno de su país, Mujica le dijo al vicepresidente estadounidense Joseph Biden que veía "políticamente riesgoso" que los presos liberados de Guantánamo, donde están confinados por Estados Unidos sin juicio debido a sus supuestos vínculos con el terrorismo islámico, lleguen a Uruguay antes de las elecciones.

Una encuesta de la empresa Cifra, divulgada en julio por el semanario Búsqueda y realizada con una muestra de 1.000 uruguayos y un margen de error de tres puntos, reveló que el 50% rechaza la llegada de expresos de Guantánamo, mientras que solo un 30% la aprueba y un 20% no opina.