Peña Nieto presenta su 2do informe de gobierno

El presidente Enrique Peña Nieto presentó el lunes ante el Congreso su segundo informe de gobierno, el cual está centrado en las reformas económicas aprobadas y muestra un cambio en la política de seguridad en México, que comienza a apoyarse más en la Secretaría de la Defensa que en la de Marina.

La entrega del informe, efectuada por el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, coincide con el inicio del período de sesiones legislativas del tercer año de gobierno de Peña Nieto.

El mandatario dará un mensaje a la nación el martes en el que rendirá cuentas y dará explicaciones respecto a los logros señalados en el texto.

El gobierno ha aprobado una reforma energética para incrementar la producción de petróleo y gas, la cual incluye la polémica apertura de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) al capital privado tras más de siete décadas de gestión y capital públicos.

El gobierno calcula que la reforma energética hará crecer el producto interno bruto en un 1% en los próximos cuatro años, y defiende que la inversión en la compañía estatal petrolera ha aumentado un 5% respecto al año anterior. El 87% de los nuevos recursos de la división de exploración de Pemex se ha gastado en incrementar el inventario de reservas de hidrocarburos con nuevos descubrimientos.

Pero tras la apertura a las concesiones extranjeras, Pemex cuenta sólo con el 21% de las posibles reservas de petróleo del país.

En el marco de dicha reforma también se creó la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente del sector hidrocarburos, en un momento en el que hay al menos tres desastres ambientales en curso en México. Tan sólo en uno de ellos, el lunes por la mañana se habían extraído 53 toneladas de peces muertos del lago de Cajititlán, en el estado occidental de Jalisco.

Javier Lozano, senador del opositor Partido Acción Nacional, declaró que "se trata de reformas que nosotros también hemos aprobado. Estamos manifestando en los hechos que acompañamos las reformas".

Respecto a la lucha contra la inseguridad, el informe señala que los homicidios se han reducido en un 15% respecto al año anterior y da cifras esperanzadoras en determinados estados como Nuevo León, que registra una disminución del 63,4%.

Destaca que la Secretaría de la Defensa Nacional ha incrementado el número de operaciones en las que ha participado en un 52%, mientras que la de Marina ha disminuido sus operativos en un 28%. Esta última ha estado detrás de gran parte de los arrestos de líderes de los cárteles del narcotráfico del último año, incluido el de Joaquín "El Chapo" Guzmán el 22 de febrero.

Por primera vez, el gobierno informa del uso de aviones no tripulados para vigilar el territorio y señala el uso de tres modelos diferentes que han llevado a cabo 149 misiones.

En el área electoral, el gobierno aprobó una reforma por la que se permite la formación de gobiernos de coalición, se impone una cuota de representación femenina del 50%, se autoriza la reelección de diputados y senadores --que ahora podrán ejercer el cargo durante 12 años_, y se reconoce el derecho de voto a los mexicanos residentes en el extranjero.

En el informe también se afirma que se redujo el costo del crédito financiero con el objetivo de contribuir a una recuperación económica que no se vislumbra en las cifras macroeconómicas, y señala que se ha flexibilizado el mercado de trabajo. También en materia laboral, el gobierno indica que ha conseguido incorporar al sector formal de la economía a alrededor de 650.000 trabajadores.

Otra de las reformas impulsada por el gobierno trata de incrementar la base recaudatoria de la hacienda pública.

Peña Nieto llegó a la presidencia el 1 de diciembre de 2012 y al día siguiente firmó el Pacto por México, un acuerdo apoyado por los líderes de los tres principales partidos políticos que tiene por objetivo promover las reformas estructurales a partir de un consenso. Su triunfo electoral consiguió devolverle la presidencia de la república al Partido Revolucionario Institucional (PRI) tras dos períodos de gobierno del PAN.

El gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), antecesor de Peña Nieto, estuvo marcado por la lucha contra el narcotráfico y la violencia, que dejó unos 70.000 muertos.

Peña Nieto ha tratado de cambiar el foco del debate político y, aunque dijo que una de sus prioridades era recuperar la paz en el país, se centró en la necesidad de impulsar reformas clave para impulsar el crecimiento económico.

Emilio Gamboa, coordinador de senadores del PRI, declaró poco antes de la entrega del informe que espera que el "tercer año de gobierno empezará a cambiar la percepción hacia el presidente y hacia su gobierno".

Por su parte, Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, dijo que "el ciclo reformador que tanto necesitaba Mexico todavía no se concreta".

Según una encuesta a nivel nacional sobre la gestión de gobierno efectuada por la consultoría Mitofsky, el 51% de los consultados reprueban a Peña Nieto. Las evaluaciones de los alcaldes (44 y de los gobernadores (51%) en agosto son las más bajas obtenidas en cualquier mes de este siglo, lo que denota un desacuerdo hacia todos los niveles de autoridad.

Las preocupaciones principales de los mexicanos son la inseguridad y la crisis económica, señaladas respectivamente por el 27% de los consultados como el principal problema del país.

La encuesta fue realizada la última semana de agosto sobre 1.000 entrevistas a mexicanos mayores de 18 años y empadronados para votar. Tiene un margen de error de 1,8 puntos porcentuales.