Avanza búsqueda de mineros en Nicaragua

Las autoridades avanzaron el lunes hacia el lugar donde se detectó que quedaron atrapados por lo menos cuatro mineros artesanales que en un cerro de la región noreste de Nicaragua, en medio de condiciones altamente peligrosas para los rescatistas y con pocas esperanzas de encontrarlos con vida

El viceministro de Gobernación, Carlos Najar, informó que después de 56 horas de trabajo en condiciones adversas en la mina del cerro "El Comal" en el municipio de Bonanza, solo habían podido detectar herramientas de trabajo que pueden ser de los mineros desaparecidos, cuyo número varía entre cuatro y ocho.

"Se va trabajando en condiciones difíciles se hacen mediciones de oxigenación, el problema es que el porcentaje de humedad es muy grande y eso incrementa la posibilidad de derrumbe", dijo Najar vía telefónica al Canal 4 de televisión luego de recibir el último informe de las labores dentro del túnel.

El derrumbe de la mina se registró el jueves y quedaron atrapados unos 26 mineros, de los cuales dos salieron esa misma noche y otros 20 fueron rescatados con vida la noche del viernes. Los jornaleros afirman que son más de cuatro las personas que aún están en el túnel, pero no se sabe con certeza cuál es el número real. El ligar está situado a unos 420 kilómetros (260 millas) al noreste de Managua.

"Nos hemos apoyado con uno de los compañeros que fue rescatado, él ha podido indicar donde se pueden localizar algunos de los compañeros y se está avanzando en esa dirección" aseguró delegado del Gobierno en la Costa Caribe, Lumberto Campbell.

Las brigadas de salvamento está integrada por 34 miembros de la Dirección General de Bomberos y mineros artesanales, que incursionan al área del desplazamiento de tierra en un punto donde se centra la búsqueda que se encuentra a unos 200 metros de profundidad, según Campbell.

El Jefe de Brigada de Salvamento y Rescate, comandante Javier Amaya, detalló que se han hecho cerca de 25 incursiones dentro de la mina, cada brigada está compuesta por 8 mineros y 2 bomberos especializados.

"Seguimos haciendo esfuerzos por tratar de entrar en condiciones muy peligrosas, inestables donde hay muchos deslizamientos a cada momento, hay mucho fluido de agua a la parte interna las condiciones a pesar que las mediciones de oxigeno eran favorables la humedad en la parte interna marcaba 98.9 prácticamente trabajando a un 100% de humedad", explicó.

En las afueras de la mina, según los funcionarios, se encuentra un campamento para mantener informados a los familiares de los desaparecidos.

Najar informó que cada hora que pasa se logran sacar un pie de material de lastre sólido con altas temperaturas para despejar la vía hacia el punto donde creen se encuentran los mineros en la zona conocida como "El Meneito", ubicado al lado contrario de la entrada al túnel por dónde sacaron a los 20 mineros rescatados el viernes.

"En ese lugar ya se encontraron dos artefactos que presumen pertenecen a los desaparecidos", dijo Amaya.

"Nosotros quisiésemos encontrarlos y que estén con vida", expresó el viceministro Najar, al ser consultado sobre la posibilidad de encontrar vivos a los desaparecidos.

Gregorio Downs, vocero de la empresa Hemco, concesionaria de las tierras donde se dio el derrumbe, dijo que a estas alturas es difícil conocer si los desaparecidos viven o no.

"Nosotros seguimos brindando el apoyo necesario, quisiéramos que se dé otro milagro (como el de los 20 mineros rescatados con vida), pero solo nos resta esperar", indicó vía telefónica a la AP.

Los familiares de los mineros que aún permanecen en el cerro aseguran que las esperanzas no se pierden y que aunque estén muertos quieren ver los cuerpos.

"Aquí estaremos hasta que sepamos de ellos, vivos o muertos", dijo a la nueva Radio Ya, Rodrigo Flores, tío de José González Flores, quien se encuentra en la lista de desaparecidos.