Ciudad de Alaska gasta miles en apelar leve multa

La ciudad de Fairbanks, Alaska, ha gastado hasta ahora aproximadamente 7.000 dólares para apelar una multa electoral por 37,50 dólares impuesta a su alcalde.

La Comisión de Oficinas Públicas de Alaska ordenó en mayo al alcalde John Eberhart pagar la multa de 37,50 dólares después de determinar que violó una ley estatal en la elección de octubre de 2013 por enviar un mensaje a través de la cuenta de correo electrónico del concejo de la ciudad, reportó el periódico The Fairbanks Daily News-Miner (http://bit.ly/1lDh9On ).

En el mensaje, Eberhart, quien entonces era un concejal, solicitó a personal de la ciudad investigar resoluciones y ordenanzas patrocinadas por él y por Vivian Stiver, en ese momento su adversaria en la contienda por el cargo de alcalde. A los ojos de la comisión, la solicitud equivalió a un uso ilegal de recursos municipales para influir en una elección.

Fairbanks ha pagado alrededor de 7.000 dólares durante sus apelaciones, indicó el asesor jurídico de la ciudad, Paul Ewers. El financiamiento proviene del presupuesto de la ciudad para resolución de querellas. El Concejo Municipal de Fairbanks realizó a inicios de este mes una sesión ejecutiva a puertas cerradas sobre la estrategia de apelación de la ciudad.

El gobierno de la ciudad está pagando los costos de la apelación de Eberhart porque está obligado, en la mayoría de los casos, por la ley de indemnización del ayuntamiento a defender a funcionarios públicos que son demandados como parte de sus tareas políticas, reportó el periódico.

Michael Walleri, abogado de Eberhart, acusa al organismo electoral de sobrepasar su poder. El fallo establece un precedente que delinearía ampliamente las solicitudes legítimas de información como propaganda electoral ilegal, señaló el viernes al diario.

"Esto tiene enormes ramificaciones", enfatizó.