Ninja de barrio dice que ayudaba a la policía

Todo el mundo coincide en que un hombre de 19 años en Pensilvania se vistió de ninja y merodeó cerca de casas, pero no hay acuerdo sobre si es una buena idea, o legal.

Todd Kapcsos, de Johnstown, compareció en la corte el miércoles para renunciar a su derecho a una audiencia preliminar sobre cargos de merodear, acechar en la noche y desorden público.

La policía dice que Kapcsos asustó a algunos residentes ancianos que le vieron moverse furtivamente por el área con un bate negro en la mano, luciendo una sudadera con capucha, una camisa de mangas largas, una máscara y guantes, todo negro.

Kapcsos dice que simplemente estaba tratando de ayudar a la policía a capturar malhechores.

"Me vestí de negro, merodeé el área, me escondí tras arbustos", dijo Kapcsos a WJAC-TV. Dijo que estaba practicando "movimientos de ninja", incluyendo enroscarse hasta convertirse en una bola para ser confundido con una roca en la oscuridad.

"No hay suficientes policías", dijo. "La comunidad debería hacer algo en lugar de quedarse de brazos cruzados".

Pero una vecina, Chris Trevino, le dijo a la televisora: "Más bien parecía que estaba tratando de meterse en casas, no que iba a ser un ninja y salvar el mundo".

La noche en cuestión, el 15 de julio, Trevino vio a Kapcsos "corriendo como un ninja, no como una persona normal ejercitándose. Él iba de un lado a otro, sigilosamente".

Así que ella llamó a la policía.

"El ninja cruzó corriendo el callejón, directamente a los brazos de un policía", dijo.

Kapcsos estaba merodeando en la sección de Moxham en Johnstown, unos 95 kilómetros al este de Pittsburgh. Varios delitos han ocurrido en el área en meses recientes, incluyendo tres de los cinco homicidios en la ciudad. El último, un acuchillamiento en una lavadora de autos, ocurrió el 6 de agosto -- unas tres semanas después del arresto de Kapcsos.