Keita gana las elecciones en Malí

Ibrahim Bubacar Keita ganó el lunes la presidencia de Malí al reconocer su principal contrincante la derrota antes de la difusión de los resultados oficiales de los comicios, encaminados a restaurar la estabilidad en un país que ha sufrido los embates de una rebelión, un golpe de estado y una insurgencia islámica.

El hecho de que el candidato Soumalia Cisse haya felicitado a su contrincante permite a Malí evitar un prolongado conflicto electoral y avanzar hacia el establecimiento de un gobierno democráticamente electo, una de las condiciones solicitadas por la comunidad internacional para entregar al país una asistencia prometida de 4.000 millones de dólares.

Se esperaba que Keita ganara fácilmente luego de que obtuvo casi 40% de los votos en primera ronda. La mayoría de los demás candidatos en esa ronda también respaldaron a Keita, que fue primer ministro.

Sin embargo, temprano en la jornada algunos partidarios de Cisse afirmaron que hubo fraude en las urnas y lo atribuyeron al partido de Keita, debido a lo cual había surgido el espectro de un prolongado conflicto jurídico.

Poco después de que Cisse reconociera que la votación no lo favorecía, el ex ministro de finanzas emitió un mensaje por Twitter sobre su decisión de reconocer su derrota.

"Mi familia y yo fuimos a la casa del señor Keita, el futuro presidente de Malí, para felicitarlo por su victoria", escribió Cisse. "Dios bendiga a Malí".