Acusan a sospechoso de asesinatos en Rhode Island

La policía presentó cargos contra un hombre acusado de matar a su novia y la hija de ella después de secuestrar a su hijo menor, desatando una búsqueda que terminó cuando el niño de dos años fue encontrado deambulando solo.

Daniel Rodríguez entró el domingo en la casa de Evelyn Burgos, de 40 años, para matarla a ella y a su hija de 25 años, Vanessa Pérez, y secuestrar a Isaiah Perez, el hijo de dos años de Burgos, dijo el lunes el jefe de policía de Johnston, Richard S. Tamburini.

Isaiah Pérez fue encontrado ileso el domingo por la noche tras ser descubierto por un agente vagando en un conjunto de viviendas de Providence. Fue llevado al hospital y puesto temporalmente al cuidado del organismo estatal de menores.

Rodríguez, que tiene 27 o 28 años, compareció el lunes ante el juez acusado de dos homicidios y de robo, secuestro y tenencia ilícita de armas. Fue detenido el domingo en Providence y permanece encarcelado sin derecho a fianza.

Las autoridades dijeron que Rodríguez era el novio de Burgos, pero no el padre del muchacho. Tras el secuestro del niño las autoridades emitieron una Alerta Amber en todo el país.

La policía detuvo a un segundo hombre, Malcolm Crowell, de 22 años, en Fall River, Massachusetts, pero lo liberaron tras determinar que no tenía relación alguna con el crimen. Crowell era el novio de Vanessa Pérez e intentó ayudar a las autoridades a encontrar a Isaiah Pérez, dijo Tamburini.

"Nada tiene que ver" con el crimen, insistió Tamburini de Crowell.

Otros dos niños se encontraban en la vivienda en el momento del tiroteo, dijo Tamburini. Uno es el hijo de Burgos y el otro es la hija de Vanessa Pérez. Los agentes indicaron que ambos niños están bajo la custodia del Departamento de Niños, Jóvenes y Familias pero serán entregados a sus familiares.

Los cadáveres de las víctimas fueron descubiertos la madrugada del domingo en una casa de Johnston, una población de unos 30.000 residentes a menos de 16 kilómetros (10 millas) de Providence.

La casa en la que fueron encontrados los cadáveres está en un barrio boscoso y tranquilo cerca de un lago artificial. La vivienda estaba cercada con cinta policial y agentes de Johnston se encontraban en el lugar el lunes por la mañana.

El subjefe de policía Daniel Parrillo dijo que los investigadores creen que las víctimas fueron muertas antes del amanecer. Tamburini indicó que fueron efectuados cinco disparos.