ONU desespera por ayuda humanitaria a sirios

Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU dijeron el miércoles que temen que no se avance en el esfuerzo para conseguir hacer llegar ayuda humanitaria a Siria mientras Rusia se oponga a cualquier acción contra el gobierno del presidente Bashar Assad.

Valerie Amos, Secretaria General Adjunta de Asuntos Humanitarios y Coordinadora del Socorro de Emergencia de la Organización de las Naciones Unidas, dio un informe breve al consejo y señaló que una resolución aprobada en febrero para eliminar obstáculos que impiden la entrega de ayuda "no está funcionando", y culpó a las partes en el conflicto de "una espiral sin fin que está teniendo como blanco y dañando a los civiles".

Amos dijo que es responsabilidad del consejo actuar, y recordó a los miembros que en el pasado tuvieron que aprobar varias resoluciones para hacer llegar ayuda a áreas golpeadas por crisis. Ella enfatizó el "esfuerzo común de todos los miembros del Consejo de Seguridad".

La resolución de febrero amenazó con "mayores medidas" por parte del consejo si sus exigencias de acceso a la ayuda humanitaria no eran acatadas, pero Rusia, aliado cercano de Siria, puede vetar cualquier acción semejante como miembro permanente del consejo.

Gerard Araud, embajador francés ante la ONU, tuiteó desde la reunión del consejo, "#UNSC (por el Consejo de Seguridad) estaremos atormentados por su fracaso".

El secretario general del organismo internacional dice que aproximadamente 3,5 millones de civiles en Siria prácticamente no tienen acceso a ayuda humanitaria. Ban Ki-moon ha criticado tanto a los rebeldes como a las fuerzas gubernamentales de bloquear los esfuerzos para hacer llegar ayuda al país. Ban ha calificado el bloqueo al acceso de asistencia como "violaciones flagrantes a la ley humanitaria".

El conflicto está en su cuarto año, sin fin a la vista y más de 150.000 muertos hasta ahora.

La ONU dijo el martes que se requeriría una resolución del Consejo de Seguridad bajo el Capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas autorizando acción sin el consentimiento del gobierno sirio para poder ingresar ayuda a ese país.

El embajador australiano Gary Quinlan calificó la crisis humanitaria como "catastrófica" y dijo a reporteros que "una gran cantidad de nosotros en el consejo dijimos que necesitamos tomar medidas". Diplomáticos han hablado sobre una nueva resolución humanitaria, y Francia redactó una resolución para remitir el conflicto sirio a la Corte Penal Internacional.

Pero Araud calificó la reunión del miércoles como "una enorme decepción".

"Desafortunadamente después de lo que escuché, nada que pudiéramos poner sobre la mesa ante el consejo sería aprobado", dijo a reporteros. "Tenemos la impresión de que existe defensa incondicional al régimen".