Pacto más conveniente entre EEUU y Filipinas

Un nuevo pacto de defensa que permitirá que miles de soldados estadounidenses estén destacados en Filipinas por primera vez en más de 20 años señala una cooperación más estrecha en una relación con altibajos forjada durante décadas por guerras, terrorismo y ahora por nerviosismo ante el poderío de China.

El acuerdo por 10 años, firmado el lunes a la llegada del presidente estadounidense Barack Obama a Manila, fue considerado el aspecto central de la gira de cuatro días por Asia, la que fue utilizada por Obama para reasegurar el respaldo militar de Estados Unidos a aliados como Japón y Filipinas en momentos de hostilidad con China debido a disputas territoriales tensas.

Obama dijo que el Acuerdo de Cooperación de Defensa Incrementado mostró que Manila y Washington han emergido de un período difícil en su alianza.

"Estamos aquí en las Filipinas para firmar un acuerdo de defensa", dijo en una conferencia de prensa con el presidente Benigno Aquino III en el palacio presidencial. "Hace diez años, quince años, hubo enorme tensión alrededor de nuestra relación de defensa con las Filipinas".

El pacto permitirá que miles de soldados estadounidenses tengan acceso temporal de manera rotativa a campos militares en Filipinas seleccionados mutuamente, allanando el camino al mayor despliegue militar de Estados Unidos en el país desde que se cerraron sus bases aquí en 1992. Además permitirá a la nación americana estacionar aviones de combate, barcos y equipo de vigilancia en Filipinas de manera limitada.

El creciente poderío militar de China y asertividad en la región ha ayudado a unir más a los dos países.

Filipinas ha batallado para reforzar su defensa territorial entre disputas con China, incluyendo la Barra Scarborough, una zona rica en pesca frente a las costas del noroeste de Filipinas que fue tomada por Beijing en 2012. Barcos de la guardia costera de China rodearon el año pasado otro territorio en disputa en alta mar, la Barra Second Thomas, donde marinos de guerra de filipinos comandan un barco oxidado varado.

Obama dijo que el acuerdo de defensa no significa combatir a China, sino promover la paz y estabilidad en Asia, pero dejó en claro que Estados Unidos honraría su compromiso de defender a Manila establecido en el Tratado de Defensa Mutua de 1951.

"Permítanme ser absolutamente claro", dijo Obama el martes en un gimnasio de las fuerzas armadas frente a soldados estadounidenses y filipinos con uniforme de combate; "nuestro compromiso de defender a las Filipinas es inflexible".