Egipto condena 11 personas a largas condenas

Un tribunal egipcio condenó el sábado a 11 supuestos partidarios del derrocado presidente islamista del país a un máximo de 88 años de prisión bajo cargos como infringir una ley sobre protestas y agredir a la policía.

El caso ocurre en medio de una amplia ofensiva del gobierno, respaldado por los militares, contra la Hermandad Musulmana. Las autoridades han matado a cientos de islamistas y arrestado a unos 16.000 desde que el ejército sacó del poder en julio pasado al presidente Mohamed Morsi, uno de los líderes de la Hermandad.

Cinco de los 11 sentenciados el sábado por el tribunal en la ciudad sureña de Minia fueron condenados en ausencia. Los cargos contra todos los acusados tienen relación con las manifestaciones en el poblado de Samallout en protesta por la violenta represión de sentadas de partidarios de Morsi, que se prolongaron dos semanas, y que dejó cientos de muertos y miles de heridos.

El juez del caso el sábado fue el mismo que dictó sentencia de muerte contra casi 530 sospechosos de islamista en un juicio colectivo en marzo. El fallo asombró a grupos de derechos y provocó condenas en el exterior.

En El Cairo, mientras tanto, cientos de activistas y manifestantes seculares protestaron frente al palacio presidencial el sábado para exigir que el presidente interino elimine una controversial ley a las autoridades han echado mano ampliamente en los últimos meses para encarcelar y enjuiciar a activistas, como las figuras centrales del levantamiento de 2011 que derrocó al autócrata Hosni Mubarak.

La ley emitida en noviembre pasado prohíbe todas las reuniones y protestas políticas que no tengan permiso de la policía. Los infractores son castigados con fuertes multas o la cárcel. Grupos de derechos han criticado fuertemente la ley, que califican de draconiana.