EEUU: Republicanos cortejan a portadores de armas

Varios potenciales candidatos republicanos a la presidencia cortejarán el viernes a simpatizantes del derecho a poseer armas durante la convención anual de la Asociación Nacional de Portadores de Armas (NRA por sus siglas en inglés).

El senador de Florida, Marco Rubio; el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal; el gobernador de Indiana, Mike Pence, y el ex senador de Pennsylvania, Rick Santorum, tienen previsto pronunciar discursos durante el foro de líderes de la convención, un tipo de concentración política motivadora y de estrategia que la NRA considera uno de sus principales eventos del año.

Los mencionados hablarán ante miles de miembros de la NRA en momentos en que indiscutiblemente el cabildeo a favor de las armas es más intenso que nunca.

Es previsible que cada uno de esos posibles presidenciales para los comicios de 2016 destaque cuál ha sido su participación en el rechazo de medidas para el control de armas.

Jindal aprobó el año pasado diversas iniciativas relacionadas con el derecho a la posesión de armas, entre éstas una que prevé sanciones severas para quienes a sabiendas den a conocer los nombres de personas que tienen permiso para tener armas.

En 2010, Jindal promulgó una medida que permitía portar armas escondidas en iglesias, mezquitas y sinagogas.

Rubio se opuso a restringir el derecho a la posesión de armas después de la matanza perpetrada en 2012 en la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut. Sin embargo, también se ha opuesto a algunas iniciativas sobre la posesión de armas.

Pence aprobó este año una medida que permitía la portación de armas en vehículos cerrados en propiedad escolar.

Ante el mismo foro en 2013, Santorum agradeció a la multitud por repeler lo que describió como el "ataque contra la libertad" después de la matanza ocurrida en Sandy Hook.

Santorum se refirió al fracaso en el congreso de las acciones para el control de las armas, incluidas revisiones a los antecedentes a todos los compradores y una prohibición a los fusiles de asalto y los cargadores de alta capacidad.

De acuerdo con las previsiones, más de 70.000 personas asistirán a la convención de tres días en Indianápolis.

Los partidarios de que se imponga un control a la tenencia de armas han expresado su postura mediante protestas afuera de la convención.

De acuerdo con una encuesta de The Associated Press-GfK difundida en diciembre, 52% de los estadounidenses está a favor de leyes más estrictas sobre la posesión de armas, 31% desea que continúen como están y 15% considera que deberían ser flexibilizadas.