N. México: Retiran cargos a menor en persecución

Las autoridades retiraron los cargos contra un adolescente cuya madre fue perseguida por la policía a gran velocidad en un incidente grabado en video, en el que un agente de la policía estatal disparó contra la furgoneta de pasajeros que huía con cinco menores a bordo.

El hijo de Oriana Farrell, de Memphis, Tennessee, fue acusado de agresión en relación con un altercado con los policías durante un caótico incidente de tráfico cerca de Taos en octubre.

Nadie resultó herido por el disparo del policía.

El agente, quien dijo que apuntaba a un neumático a fin de detener el vehículo, fue cesado en diciembre.

Donald Gallegos, fiscal de Distrito de Taos, informó que decidieron no presentar cargos contra el joven ante la preocupación sobre su futuro, reportó el diario Albuquerque Journal (http://bit.ly/1lIQYoN).

"No vamos a arrastrar a ningún chico al lodo, por así decirlo", indicó el fiscal.

The Associated Press no reveló la identidad del joven, que en ese momento tenía 14 años, debido a su edad.

Los cargos por huir de la policía y por abuso infantil siguen pendientes contra la madre, que se ha declarado inocente.

La decisión de retirar los cargos contra el adolescente fue resultado de una reunión de tres horas entre el fiscal, la madre del implicado y otras personas, de acuerdo con Gallegos.

La reunión fue posible gracias a un juez jubilado y se trató de un intento por llegar a un consenso sobre lo ocurrido.

El video sobre el incidente, tomado con la cámara montada en el vehículo de la policía, atrajo atención a nivel nacional.

Farrell ha dicho que ella trataba de proteger a su familia cuando huyó un par de veces de la policía.

El incidente finalmente terminó cuando la mujer detuvo el vehículo frente a un hotel en Taos. Fue cuando el entonces agente Elías Montoya supo que viajaban niños en el vehículo.

Montoya, que tiene tres hijos, llevó a la familia de Farrell a comer en un McDonald's.