Biden visita Ucrania para mostrar apoyo

El vicepresidente estadounidense Joe Biden inició el lunes una visita a Ucrania para demostrar el respaldo de su país y pedir la adopción urgente de un acuerdo internacional que aminore las tensiones internas, pese al aumento de la violencia.

Biden se reunirá el martes con los líderes gubernamentales que llegaron al poder tras la huida del presidente ucraniano prorruso Viktor Yanukovich, derrocado en febrero tras meses de protestas. La Casa Blanca dijo que el presidente Barack Obama y Biden acordaron la visita de dos días a la capital ucraniana como muestra de respaldo a las reformas que propugna el nuevo gobierno proeuropeo de Ucrania.

Biden se reunirá el martes con Arseniy Yatsenyuk y Oleksandr Turchynov, el primer ministro en funciones y el presidente, respectivamente. Dialogará además con los legisladores de todo el país y activistas políticos antes de regresar a Washington el martes por la noche.

Un funcionario del gobierno norteamericano describió a los periodistas a bordo del avión presidencial en ruta a Kiev los planes de Biden para anunciar un nuevo respaldo técnico al gobierno en su empeño de adoptar reformas energéticas y económicas.

El funcionario, que habló en el anonimato para que Biden pudiera anunciar públicamente cualquier acuerdo logrado, dijo que el vicepresidente mantendrá los recientes compromisos estadounidense de brindar ayuda no letal y analizar otras medidas de ayuda que podría adoptar Washington.

Además, Biden analizará los preparativos de las elecciones presidenciales del mes próximo y los últimos acontecimientos en el este de Ucrania, donde los rebeldes prorrusos han acusado a las autoridades gubernamentales de Kiev de intentar suprimir a los residentes de habla rusa concentrados en la región.

El viaje de Biden ocurre al día siguiente de un tiroteo en un retén de insurgentes prorrusos en el este de Ucrania, que causó por lo menos tres muertos, en medio de acusaciones mutuas de culpabilidad entre funcionarios rusos y ucranianos.

El choque armado siguió al anuncio del jueves en Ginebra de que las conversaciones entre Ucrania, Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea produjeron un acuerdo para calmar la situación en el este de Ucrania.

El funcionario, que habló con los periodistas que acompañan a Biden, dijo que los detalles sobre el tiroteo mortífero siguen siendo turbios y mencionó las dificultades de los monitores para desplazarse a esa zona. Estados Unidos quiere que el gobierno ruso utilice su influencia a fin de que los secesionistas prorrusos depongan las armas.

___

Nedra Pickler en Twitter: https://twitter.com/nedrapickler