Heat inicia playoffs con victoria sobre Bobcats

En su camino a la coronación durante cada una de las últimas dos postemporadas, hubo muchos momentos en que el Heat ha contado con un jugador que ingresa a un partido y aporta el empuje necesario con sus encestes.

Fue el turno de James Jones el domingo.

Y el impulso que trajo consigo, sumado al esperado despliegue en playoffs de LeBron James y Dwyane Wade, permitieron que el Heat comenzara su participación con un golpe de autoridad.

James anotó 27 puntos, Wade agregó 23 y el Heat fue imparable en un par de embestidas clave --una al final de la primera mitad y la otra cerca del cierre. Así, Miami derrotó 99-88 a los Bobcats de Charlotte en el duelo inicial de su serie de primera ronda de la Conferencia del Este.

El Heat estuvo en desventaja durante la mayor parte de la primera mitad, pero remontó y ahora ha derrotado a Charlotte 17 veces consecutivas. Chris Bosh aportó 13 tantos y James Jones 12.

"Estuvimos apagados al inicio", dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. "Creo que nuestros chicos sólo estaban ansiosos".

Kemba Walker terminó con 20 unidades para los Bobcats, que llegaron a tener ventaja de nueve tantos en las primeras etapas del encuentro y una vez más en el tercer periodo. Al Jefferson falló ocho de sus últimos 13 tiros de campo tras lesionarse en el primer cuarto. Gary Neal tuvo 17 unidades y Josh McRoberts 15.

"Hicimos cosas realmente buenas hoy", dijo Walker. "Sólo tenemos que seguir realizándolas a lo largo del partido. No podemos ponernos nerviosos".

A Jefferson se le diagnosticó una distensión de la fascia plantar del pie izquierdo después de tropezar en el primer cuarto, y recibió un par de inyecciones sólo para que siguiera jugando. Aun así terminó con 18 puntos y 10 rebotes --pero, en lo que no puede ser una buena señal para Charlotte, abandonó la arena con una bota ortopédica.

El segundo partido de la serie a ganar cuatro se realizará el miércoles. Hasta entonces, Jefferson tendrá mucho tiempo para someterse a tratamiento.

Miami selló la victoria con una racha de 18-4 en el cuarto periodo. James permaneció en la banca durante buena parte de esa ofensiva.

Tras su descanso, James encestó un triple en su primera posesión, poniendo a Miami arriba por 20.

Fue un sólido primer paso para los bicampeones vigentes, que perdieron 14 de sus últimos 25 partidos y se clasificaron en el segundo lugar del Este.

Charlotte alineó un quinteto inicial con cuatro jugadores que se bautizaron como titulares en los playoffs, y tres de ellos sin ningún tipo de experiencia previa.