Israel minimiza reportes de ataque en Sinaí

Israel no dejará que los recientes "rumores y conjeturas" perturben el tratado de paz con Egipto, dijo el ministro de Defensa Israelí luego de que se reportara que un avión no tripulado de Israel mató a cuatro combatientes islamistas en suelo egipcio, en el Sinaí.

El ministro Moshe Yaalon hizo la declaración el sábado por la noche. El comunicado parecía ser un intento de minimizar los reportes del ataque transfronterizo.

Yaalon no negó explícitamente que Israel efectuara el ataque y un funcionario israelí se negó a hacer declaraciones el domingo. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque era un asunto delicado de seguridad.

Funcionarios egipcios dijeron inicialmente que un avión teledirigido israelí efectuó el ataque del viernes, pero un funcionario citado por la prensa estatal afirmó posteriormente que un helicóptero egipcio fue el responsable.

Yaalon dijo que Israel apreciaba las medidas tomadas por Egipto contra combatientes durante el fin de semana, sin dar más detalles.

"Israel respeta la plena soberanía de Egipto", insistió Yaalon. Agregó que el estado judío está al tanto de la creciente actividad militar egipcia en la península del Sinaí, además de ensalzar al ejército egipcio por "combatir primero y por encima de todo para proteger a los ciudadanos y la soberanía de Egipto".

Un grupo militar hasta ahora desconocido, Ansar Jerusalem, dijo que sus miembros fueron el objetivo del ataque del viernes en territorio egipcio por un avión teledirigido. Agregó que fueron muertos cuatro de sus hombres cuando se disponían a lanzar cohetes contra Israel.

Los elogios israelíes a la protección de Egipto a sus ciudadanos al parecer buscaron restar importancia a las informaciones de que Israel realizó el ataque más allá de la frontera para proteger a los suyos.

Egipto es sumamente sensible a las críticas relacionadas con permitir a Israel efectuar ataques en su territorio.

El ataque podría indicar un aumento de la cooperación entre Egipto e Israel contra los insurgentes islamistas en el norte del Sinaí tras el golpe que derrocó al presidente islamista Mohamed Morsi el mes pasado. Además, seguramente aumentará las tensiones en la región fronteriza, escenario de otros ataques anteriormente.

Egipto e Israel firmaron un tratado de paz en 1979.