Egipto: El-Sissi visita al papa copto

El exjefe militar de Egipto visitó el sábado al papa copto en la víspera de la Pascua ortodoxa, su primera presentación en público desde que se postuló a la presidencia.

El papa Tawadros II respalda firmemente al mariscal de campo retirado Abdel-Fattá el-Sissi, quien derrocó al primer presidente elegido democráticamente el año pasado después de una ola de protestas multitudinarias.

Tawadros dio su respaldo al derrocamiento militar del islamista Mohamed Morsi y después de su caída se presentó junto a el-Sissi con los líderes musulmanes y políticos seculares. Tras la expulsión de Morsi los manifestantes incendiaron y saquearon iglesias y edificios del gobierno en todo el país.

La Pascua ortodoxa es el domingo y la visita de El-Sissi a la sede del poder en la catedral de San Marcos es un homenaje a los cristianos del país, equivalentes al 10% de la población de Egipto. Morsi nunca visitó la catedral, y en lugar de ello envió un representante el año pasado. Algunos islamistas han objetado incluso que se salude a los cristianos durante sus festividades.

En una declaración divulgada, el-Sissi le dijo al papa Tawadros que los musulmanes y los cristianos permanecerán unidos.

Con el amplio respaldo con que cuentan los militares después del derrocamiento de Morsi, se prevé que el-Sissi ganará por amplio margen las elecciones presidenciales del 26 y 27 de mayo. Existe poca oposición ante el exjefe militar, quien se jubiló antes de postular su candidatura en vista que una ley egipcia prohíbe que los militares se postulen a cargos.

La etapa oficial de campaña comienza el 2 de mayo, cuando las autoridades anuncien una lista final de candidatos.

Otro de los candidatos, Hamdin Sabahi, que era de tendencia izquierdista, se postuló formalmente. Sabahi quedó en tercera posición en las elecciones del 2012.

Por otro lado, un grupo extremista llamado Ajnad Misr, "Soldados de Egipto", se atribuyó el sábado la responsabilidad de una explosión en la que murió un agente policial el viernes en El Cairo. El grupo ha afirmado que está librando una campaña de retribución por el asesinato y detención de manifestantes y jóvenes egipcios.