Putin niega presencia de fuerzas rusas en Ucrania

El presidente ruso Vladimir Putin rechazó el jueves las afirmaciones de que fuerzas especiales de su país están fomentando la ingobernabilidad en el este de Ucrania y las describió como "tonterías" pero expresó su esperanza de que las conversaciones entre cuatro países ayuden a resolver la crisis en ese país.

En declaraciones a un programa televisivo, Putin dijo que el pueblo del este de Ucrania se ha alzado contra las autoridades en Kiev, que han ignorado sus demandas correctas y legítimas.

Una oleada de protestas, que según Ucrania y Occidente fueron organizadas por Rusia y en la que participan fuerzas especiales rusas, azota desde las últimas semanas el este de Ucrania, donde individuos armados han ocupado oficinas del gobierno y estaciones en policía en al menos 10 ciudades.

"Todo es una tontería, no hay unidades especiales o instructores ahí", dijo Putin.

Al mismo tiempo, reconoció que son soldados rusos los efectivos que se apoderaron de diversas instalaciones en la península de Crimea, en el Mar Negro, en semanas anteriores, preparando el terreno para la anexión de esa región a Rusia.

Putin, quien previamente había dicho que las tropas eran fuerzas locales de autodefensa dijo que la presencia de soldados rusos era necesaria para proteger a la población local y asegurar la realización de un referendo en el que la mayoría de los habitantes se pronunció por la secesión de Ucrania y la adhesión a Rusia.

El presidente insistió en que en las protestas en el este de Ucrania participan sólo ciudadanos de la zona. Dijo que informó a sus contrapartes en Occidente que los residentes son quienes están involucrados en las protestas en el este del país "porque no tienen a donde ir y son los dueños de esas tierras".

Putin dijo que constituía un "crimen" la decisión del gobierno de utilizar a las fuerzas militares para erradicar las protestas en el este.

También dijo esperar que las conversaciones en Ginebra sobre la crisis ucrania, en las que participan Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y Ucrania, tengan éxito.

"Creo que el inicio de las conversaciones hoy es muy importante, tan importante como pensar de manera conjunta en la mejor manera de superar esta situación y ofrecer un verdadero diálogo con la gente", dijo Putin.

Putin rechazó las aseveraciones sobre el involucramiento de Rusia y afirmó que el gobierno en Kiev debería emprender un diálogo con los inconformes.

El presidente ruso también solicitó a Ucrania que reabra las rutas de comercio y transporte hacia la provincia separatista de Transnistria en Moldavia.

Rusia y las autoridades de Transnistria afirman que Ucrania ha bloqueado las rutas de transporte a la región. Moldavia congeló sus vínculos con Transnistria desde la guerra de 1992.

Ucrania ha expresado temor de que fuerzas rusas pudieran utilizar la región como cabeza de playa para invadir el sur del país.

Transnistria, ubicada en la parte oriental de Moldavia en la frontera con Ucrania, rige su propio destino sin reconocimiento internacional desde la guerra de 1992. Fuerzas rusas se encuentran destacadas en la zona.

Transnistria ha solicitado a Rusia que le reconozca la independencia.